business-money-pink-coins

Tus creencias y tu relación con el dinero definen en gran medida tu situación económica. El dinero puede hacer mucho. Uno de los primeros errores que cometemos con el dinero es no darle el valor que tiene, le restamos valor o le damos demasiado valor.

Solemos verlo sólo como un objeto de cambio, el dinero es también una energía muy poderosa. El dinero te responderá de la manera en la que lo tratas; no le temas, no pretendas que no existe, no pienses que no tiene necesidades y que se las puede arreglar solo. Si tratas al dinero como la energía cambiante que es, va a crecer y cuidarte hasta que lo necesites y va a cuidar a aquellos que dejes cuando ya no estés.
La administración del dinero no empieza en un banco o con un asesor, empieza en tus pensamientos. La mayoría de los problemas de las personas –aun aquellos que aparentemente no tienen que ver con el dinero- están directamente conectadas con sus primeras experiencias con el dinero. Y es por ello que antes de hablar de tu dinero hablaremos de tus creencias con respecto al dinero.

Regresa en tu historia y trata de recordar las primeras ocasiones en las cuales pudiste darte cuenta que era lo que el dinero podía hacer: comprarte algo lindo, que tus papás discutieran, que pudieras viajar, que tu papá o mamá no estuviera en casa por conseguir dinero, que no pudieras tener algo que de verdad querías porque no había dinero suficiente, que tu mamá se agobiara cuando tenían que pagar las colegiaturas, que había demasiado dinero y por lo mismo no se valoraba… ¿Qué aprendiste? ¿Aprendiste a amarlo? ¿A cuidarlo? ¿A derrocharlo? ¿A temerle?

La mayoría de nuestros recuerdos van a ser diferentes pero nos van a llevar a lugares más o menos similares, de dudas, desvalorización, sentir que no merecemos tanto o que merecemos más que los demás, inseguridad, exceso de seguridad, miedo por no tener dinero cuando seamos mayores, miedo por no tener la misma cantidad de dinero siempre, miedo por no saber cómo administrar nuestro dinero… el miedo te paraliza en un sitio en el que sabes todo lo que no debes hacer pero no te deja ver todo lo que sí puedes hacer.

Te invitamos a hacer la siguiente reflexión, nos ha sido muy útil en sesiones individuales de coaching y esperamos que te sean útiles a ti también!

• ¿Qué decía tu papá del dinero?
• ¿Qué decía tu mamá?
• ¿Qué Creencias tienes con respecto al dinero?
• ¿Qué pasaría si no tuvieras esas creencias?
• ¿Por qué creencias te gustaría cambiarlas?
• ¿Cuál es el primer paso que tendrías que dar para cambiarlas?
• ¿Cuáles son las creencias que le estás inculcando a tus hijos con respecto al dinero?

Estas preguntas te van a ayudar a hacer consciencia sobre el tema, y te van a dejar en un mejor lugar para poder tomar control de tus finanzas personales.