Estamos viviendo no sólo a un ritmo más acelerado, sino que además estamos viviendo y haciendo muchas cosas al mismo tiempo‎ (yo estoy esperando que pasen por mí, mientras me cobran un collar, escribo este artículo, miento madres por algo que me paso hace dos días y me preocupo por que no hice el súper) esto no es mindfulness, es mindlesness y es nuestro estado acelerado, multitasking, de Mujer Importantísima “normal”.

Mindfulness es ‎estar presente, evitar que la mente divague, experimentar lo que estás viviendo ahora. Sus principios están basados en prácticas budistas de atención plena, pero no tienen nada que ver con seguir esta religión.

Los beneficios son muchísimos, a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Lo primero que tenemos que hacer es aprender a calmar la mente, esto se logra por medio de prácticas de meditación. Cada fin de semana intentaré subir un ejercicio de atención consciente de distintos tipos y para diferentes momentos, te van a encantar.

Hoy vamos a empezar con lo que necesitas para meditar y una meditación básica que es la atención en la respiración.

Qué necesitas

Para meditar necesitas es tener un lugar tranquilo, donde te sientas agusto y no te puedan interrumpir, muchas personas hacemos de ese lugar un espacio sagrado, incluso puedes poner un altar. No hay ninguna manera correcta o incorrecta de ponerlo; puedes usar imágenes de guías espirituales, flores, incienso, velas, lo que q ti te inspire.

Procura tener un chal o manta por si te da frio mientras meditas, usa ropa cómoda. Mantén el espacio limpio y bien ventilado. Si te es útil puedes usar un timmer o bajar un app que mida el tiempo.

Lo mas importante es ser consistente, intenta meditar todos los días más o menos a la misma hora, hazlo un parte de tui rutina diaria, como comer, peinarte, bañarte… vas a encontrar muchísimos pretextos para no tener tiempo, acuérdate que el tiempo no se tiene, se hace, hazte tiempo para ti, esta práctica te va a beneficiar no solo a ti sino también a las personas que te rodean.

La Postura

Puedes meditar sentada en un cojín o en una silla, la intención es que tu espalda esté recta pero relajada. Si vas a usar un cojín siéntate en la orilla, tus pompas van a estar levantadas, cruza las piernas, pon la pierna derecha encima de la izquierda dejando que los costados de los pies toquen el piso. Tus hombros deben de estar relajados, cuida que los dos estén a la misma altura, no los tenses. Tu barbilla debe de estar paralela al piso, no la “metas”.

Tus ojos deben estar entrecerrados para que no te nos duermas (hay otro tipo de meditaciones que son visuales en las cuales necesitarás tener los ojos abiertos). Pega tu lengua al paladar, esto va a evitar que salives, asegúrate de cerrar la boca sin tensar los dientes, la respiración la vas a hacer por la nariz. Tus manos pueden descansar relajadas en las rodillas o júntalas con las palmas hacia arriba y colócalas debajo del ombligo, tus codos deben de estar alejados del torso y relajados.

Atención a la respiración

Esta práctica es la más básica, te va a servir para todas las demás meditaciones y aunque es muy sencilla es sumamente poderosa, promueve la atención plena, reduce la ansiedad, te ayuda a enfocarte mejor y descansar tu mente.

  • Siéntate en postura de meditación en el cojín o la silla
  • Respira usando tu abdomen, cuando inhalas debes de sentir que tu abdomen se infla, cuando exhalas el abdomen se sume, sigue tu ritmo natural de respiración, no lo fuerces.
  • Empieza contando cada inhalación en tu mente hasta que llegues a once, y empieza de nuevo. Seguramente te va a costar trabajo llegar a once antes de que el primer pensamiento te llegue, no pelees con el pensamiento, suéltalo y empieza a contar de nuevo del uno al once.
  • Intenta hacer esta práctica por lo menos diez minutos, puedes ir incrementando el tiempo según vayas avanzando.

Los tips que te voy a dar te van a servir muchísimo, pero si estás interesada en tomar clases de meditación te recomiendo el Centro Budista de la Ciudad de México, sus técnicas son buenísimas y facilísimas, son muy respetuosos y no incluyen temas religiosos en sus clases de meditación a ellos los encuentras en: http://www.budismo.org.mx/ tienen centros en la Roma y en Coyoacán.

Empieza hoy a practicar la atención consciente! Si sabes de algún tipo de meditación que pueda servirle a las Mujeres Importantísimas: Cuéntanos!

 

A Mayda puedes encontrarla en: mayda@mujeresimportantisimas.com