La mayoría de las marcas con las que he trabajado son de Mujeres Importantísimas emprendedoras que generalmente suspendieron su vida profesional por un tiempo, para dedicarse a sus familias y quieren retomar su vida profesional sin atarse a un horario fijo.

Trabajar por tu propia cuenta, emprender un nuevo negocio, es una decisión muy seria que afectará todos los aspectos de tu vida (no necesariamente de manera negativa).

La decisión de trabajar debe tomarse únicamente después de haber analizado algunos factores personales y evaluar cuidadosamente varias opciones. En este artículo te damos tips para que empieces a analizar la parte personal, más adelante te diremos qué opciones puedes evaluar.

NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA CONVERTIRTE EN LO QUE PODRIAS HABER SIDO
George Eliot.

¿POR QUE QUIERES HACERLO?

Para tomar esta decisión es importantísimo tener muy claros los motivos por los cuales quieres emprender un negocio o retomar tu carrera profesional. Para tener una idea más clara, auténtica y encontrar TU mejor opción debes de saber por qué lo haces. Empecemos a determinar tus motivos, aquí hay algunos ejemplos:
• Quiero mantenerme activa y enfrentarme a nuevos retos
• Quiero que mi tiempo además de ser útil sea productivo
• Quiero tener independencia económica
• Quiero desarrollar habilidades profesionales específicas.
• Quiero apoyar económicamente a mi familia.

¿PARA QUE QUIERO HACERLO?

Todos necesitamos en alguna medida sentirnos realizados en el ámbito profesional y productivo en el ámbito económico, pero cada uno tiene diferentes temas que quieren cubrir.

Es importante que tengas muy claro que es lo que esperas obtener de esta aventura para poder determinar la duración de tu proyecto, la cantidad de esfuerzos y recursos que vas a necesitar y que en los momentos difíciles tengas una especie de “mantra” laboral que te ayude a encaminar tus energías con un objetivo específico.

Aquí hay algunos ejemplos:
• Para pagar mis tarjetas de crédito.
• Para asegurar la educación de mis hijos
• Para que mi pareja y yo estemos retirados en diez años
• Para asegurarme que si algo me pasa que mis hijos no se queden desamparados.
• Para ser yo la que pague las vacaciones.

¿QUE ME DETIENE PARA HACERLO?

La mayoría de las veces no empezamos a hacer lo que queremos hacer por miedo, desidia, flojera, creer que no vamos a poder, no saber por dónde empezar…. Todas estas son creencias, es importante que las hagas conscientes y las trabajes cambiándolas por creencias que te resulten más útiles para empezar a retomar tu parte profesional.

Cuestionarte estos temas te ayudará a tomar una decisión más consciente y a partir de ahí podrás tener más claridad de hacia dónde debes de enfocar tus energías, no es el típico inicio con el que empieza un asesor de negocios, pero para nosotras es importantísima la reflexión!

Cuéntanos; ¿Tú qué quieres hacer? ¿Estás pensando retomar tu vida profesional? mayda@mujeresimportantisimas.com