En nuestro primer artículo te hablé de que algunas actitudes e incluso el manejo de las finanzas personales se relacionan con el running. El running te puede ayudar a crear o fortalecer las actitudes que hoy ya tienes como lo por ejemplo: la confianza, disciplina, dedicación, cultura del esfuerzo, motivación, planeación, entre  muchas más.

En mi caso el running me ha ayudado principalmente a fortalecer mi confianza, porque a pesar de cualquier circunstancia la disciplina, el esfuerzo y la dedicación me han ayudado a lograr mis objetivos y ¿sabes por qué?, porque realmente veo lo difícil que es levantarme las mañanas tan temprano,  a veces no descansar como quisiera por dormir tarde cuando hay mucho trabajo que realizar, lesionarme y seguir adelante buscando opciones para sanar (que algunas veces creo que sólo me ha hecho falta ir con un curandero) y aun así seguir luchando por lo que amo hacer, con el único fin de sentir como cada célula de mi cuerpo se activa, los nuevos pensamientos que  llegarán y cómo lucharé con mi cerebro diciéndole que falta poco  y que soy una guerrera cada vez que inicio y cruzo la meta.

Es por esto que me he dado cuenta que la disciplina, la planeación, la confianza y la motivación que cada día le pongo a correr, me han llevado a lograr otras metas en mi relación de pareja y en lo laboral, porque con la misma fuerza con la que lucho por cruzar una meta lo hago con mi amado esposo para cultivar cada día nuestra relación y para alcanzar mis metas en el trabajo.

Ahora dirán y ¿qué pasa con las finanzas?, trataré de explicarlo de la forma más sencilla que he encontrado. Todos los que han participado en alguna competencia (desde una carrera de 5kms hasta un maratón) saben que no puedes “quemarte” al inicio de la misma, es decir, que no se puede acelerar más de lo que teníamos planeado, ya que sabes el combustible se acabará más rápido y por tanto o no terminarás la carrera o llegarás muy mal; con esto te puedo decir que con las finanzas pasa lo mismo, cada mes sabes que existen gastos fijos y variables promedio que hay que realizar, esto en el running es igual a conocer tus condiciones como: tu velocidad promedio, si traes algún dolor o una lesión, si necesitas hidratación o comida, por tanto con las finanzas pasa lo mismo si inicias a gastar más de lo que tienes previsto, seguramente llegarás a final de mes sin un peso encima, pidiendo prestado o si el gasto no fue tan fuerte sin la el ahorro necesario por mes.

Tan sencillo como esto, la clave es saberte dosificar- organizar y una buena planeación que te permita saber hasta qué nivel de gasto puedes llegar o cuántos kilómetros podrás correr.

Si quieres contactarme escríbeme a tania@mujeresimportantisimas.com