Es una pregunta de muy mal gusto, en todos los sentidos… el valor de las personas, hombres y mujeres, no está definido por su sueldo, si alguien gana más o menos eso no le suma ni le resta nada a su Ser. Hacer estas preguntas nos reducen a un número en un recibo de honorarios, eso es muy limitante.

En la vida no importa quién gana más ni quién gana menos, lo valioso de cualquier ser humano es su valor intrínseco. Cada pareja tiene el derecho de llegar a los acuerdos que les funcionen, y nadie debería cuestionar estos acuerdos porque son elecciones personales y a veces circunstanciales.

La vida en pareja no es una competencia, es un trabajo en equipo. Estos comentarios intentan separas y dividir, no los promuevas.

Celebremos siempre a los hombres y mujeres que han trascendido estas limitaciones.