Uno de los temas que más peleas causa entre las parejas es el dinero. Es un tema complicado, y se hace mucho más complicado porque generalmente soltamos el tema como agua va sin pensar si es el mejor momento, sin pensar lo que estamos diciendo y con mucha carga emocional.

Aquí te dejamos algunos tips para hablar de dinero con tu pareja. ¡Esperamos que te sirvan!

  • Elijan un lugar y momento en el cual puedan enfocarse sin interrupciones, si los niños todavía están despiertos o al día siguiente tienen que ir a trabajar temprano va a ser más difícil concluir la plática. ¡Hagan una cita para hablar del tema!
  • Establezcan reglas claras y respetuosas entre los dos para que la plática sea más fácil y llevadera. Recuerden que son un equipo y que los dos están administrando el dinero lo mejor que pueden (aun cuando lo estén haciendo fatal, ambos están viendo por el interés común)
  • Elijan un tema a la vez. Hablar de dinero puede ser abrumador, en lugar de querer resolverlo todo en una plática enfóquense en un tema o en un objetivo:
    • Vamos a revisar nuestras deudas
    • Vamos a hacer un plan de ahorro
    • Vamos a generar un presupuesto mensual, anual.
  • Enfóquense en los números, dejen a un lado los comentarios subjetivos, los juicios, las culpas.
  • Lleguen a acuerdos con los que ambos se sientan cómodos, si una de las partes impone su punto de vista la otra parte no se va a comprometer igual.
  • Establezcan objetivos claros, planes de acción y responsables para cada uno, decir ahorremos para el futuro es una buena intención, pero no les va a ayudar mucho. Ahorremos esta cantidad en los próximos tantos años ahorrando el x% de nuestro sueldo les va a permitir tener claro qué es lo que cada quién tiene que hacer.
  • Escúchense, no se interrumpan, dejen al otro concluir su punto y compartan el suyo. Puede ser útil incluso ir anotando ideas en un post it.
  • Si la plática empieza a tornarse en discusión dense un momento, si pueden continúen la plática unos minutos más tarde, sino están listos busquen otro momento.
  • Hagan algo lindo después de la plática que los distraiga y divierta, no se queden enfrascados en el tema.

¿Te sirvió? Compártelo con tus amigas!