Cuando nace nuestro segundo hijo, para el primero es una situación MUY difícil, porque tiene que comenzar a compartir el amor de mamá y de papá.

 

Para nosotros los adultos esto no es así, porque sabemos que en nuestro corazón podemos amar a más de un hijo; pero ellos sienten que el hermano o la hermana van a venir a quitarle el amor de papá y de mamá o por lo menos lo va a tener que compartir y eso NO les gusta.

 

Cuando llega un bebé a la familia, hay muchos cambios: Mamá está cansada y tiene que atender al bebé y a su primer hijo o hija. Es muy importante que aprendamos a pedir ayuda… muchas veces creemos que podemos hacer todo y sí, generalmente así es. Pero a veces eso nos hace estar muy cansadas y eso provoca que estemos de mal humor la mayoría del tiempo.

Hay varias cosas que podemos hacer cuando nace nuestro segundo bebé:

 

  •  Lo primero que tenemos que tomar en cuenta es la edad de nuestro primer hijo, en ocasiones sigue siendo un bebé pero como ya nació su hermano ahora es “el mayor”  y le comenzamos a dar tareas de grande cuando en realidad es muy pequeño.

 

  • Al principio nuestro bebé va a dormir mucho y podemos aprovechar para seguir pasando tiempo con nuestro primer hijo, cuando el bebé se despierte y tenga que comer o tengamos que cambiarle el pañal podemos pedirle a su hermano mayor que nos ayude. Pero le vamos a decir “ayudas a mamá” en lugar de decirle cuida a tu hermanito o ayúdame con tu hermanito porque es ahí donde siente que nos perdió; si le decimos que va a ayudar a mamá se siente cerca de nosotros.

 

  • La mayoría de las veces va a querer nuestra atención sobretodo cuando estemos dándole de comer a su hermanito, lo que podemos hacer es poner una caja con algunos de sus juguetes favoritos y decirle: le tengo que dar de comer a tu hermanito pero trae tu caja de juguetes y puedes jugar aquí junto a mí mientras él come. El objetivo es que no sienta que yo lo aparto de mi por su hermanito…

 

  • Otra estrategia que podemos hacer es cuando el bebé esté dormido, jugar con mi hijo mayor a cuando era bebé ya que es normal que empiece a hablar como bebé por que lo que quiere es no perder nuestro amor. Le podemos decir: vamos a jugar a cuando eras bebé y lo cargamos y lo abrazamos y lo apapachamos mucho, de esa manera se va dando cuenta que no ha perdido nuestro amor.

 

Hay que tener paciencia cuando llega un nuevo miembro a la familia. Es un periodo de ajustes y cambios. Pero al final todos nos adaptamos.

 

Hasta la próxima

Si te interesa recibir asesoría sobre este tema, me puedes contactar al correo yissel@mujeresimportrantisimas.com