Y de repente ya estás ahí, recibiendo la noticia de que muy pronto serás mamá, las emociones encontradas pueden ser muchas, euforia, alegría, temor, nervios, incertidumbre, etc. Las felicitaciones pronto llegan y los múltiples consejos también.

Esa “casita” que tu bebé habitará por los próximos 9 meses es tu vientre, ahí donde se forma su cuerpo, sus órganos y cada una de sus células está recibiendo toda la información que lo preparan para poder subsistir en este mundo. En tu vientre está siempre a la temperatura adecuada, recibe el alimento y oxígeno necesario se siente contenido por el espacio del útero y libre flotando en el líquido amniótico.

Y las emociones de la mamá no son menos importantes, existe una simbiosis energética entre mamá y bebé que, es eso que te conecta con lo que tu bebé siente para poder atender sus necesidades, todo lo que vives, lo que escuchas, la manera como percibes el mundo, tu forma de relacionarte en tu trabajo, con tu pareja, contigo misma, etc., todo eso y más están influyendo la información que recibe el bebé. Por eso, para vivir un embarazo pleno y tranquilo, te recomiendo los siguientes tips.

  • Toma un curso de preparación para el parto. Tener la información adecuada ayuda a disipar miedos y dudas y tomar decisiones informadas.
  • Come sano. Nútrete con consciencia, escucha tu cuerpo para satisfacer sus necesidades reales y deja que tu sabiduría interna actúe.
  • Relájate. Hazte consciente de las situaciones que te generen estrés. Respira profundo, mándale paz a tu bebé. Resuelve una cosa a la vez, vive en el AHORA. Haz ejercicio. Practica técnicas de relajación y meditación.
  • Estimula el hemisferio derecho del cerebro. Dibujar, escribir, cantar, pintar, tocar un instrumento entre otras, son actividades que te conectan más con tus emociones.
  • Estrecha el vínculo afectivo con tu bebé. Hablarle, cantarle, hacerle masaje o hasta bailar con él, son cosas que le parecerán familiares después de nacer si se practican desde antes y la voz de mamá y papá serán las más importantes.
  • Nutrir la relación de pareja. Hagan juntos lo que más disfrutan, compartan sus pensamientos y emociones. Sean empáticos uno con el otro.

Existen alternativas que apoyan a la mujer embarazada de manera física, emocional y espiritual para que viva y disfrute de esta etapa con alegría, gracia y facilidad, la cual es sólo el principio de esta gran aventura llamada maternidad.

 

Ana Esquivel es Educadora Perinatal, Doula. Terapia con Theta Healing y Flores de Bach para el bienestar integral de la mujer. Si quieres contactarla para que te acompañe en esta etapa escríbenos a contacto@mujeresimportantisimas.com