EL MIEDO ES UNA DE LAS EMOCIONES MÁS DIFÍCILES DE MANEJAR, EL ENOJO LO GRITAS, O LO ROMPES O PEGAS, LA TRISTEZA LA LLORAS, LA ALEGRÍA LA SONRÍES….. PERO EL MIEDO???
El miedo es una emoción que nos hace responder de tres maneras:

  1. Te congelas
  2. Atacas de regreso
  3. Sales corriendo

Como mamás, cuando nuestros hijos sienten miedo no sabemos muy bien cómo reaccionar…… Como es una emoción que no nos gusta, menos nos gusta que nuestros hijos la sientan, entonces tratamos de hacer TOOOD lo posible por qué no tengan miedo, sin embargo, cuando hacemos eso no les estamos ayudando a manejarlo y a que aprendan a lidiar con él.

La mejor forma de que un niño aprenda a lidiar con el miedo es validándole su emoción, cuando yo le digo a mi hijo si mi amor, te asustaste, es normal….. El Niño siente un descanso y un alivio porque mamá que generalmente es su referente le válida que sí está bien lo que está sintiendo,  entonces eso lo hace sentirse seguro.

No se trata de quedarnos en el miedo y hablar toooodo él día de las cosas que le dan miedo, se trata de validarlo, reconocerlo, para así, después que lo pueda soltar.

Por ejemplo, en las noches cuando tienen una pesadilla y nos dicen “mamá hay una bruja…… O un mounstro…… Generalmente, lo que les decimos es “NOOO, NO HAY NADA …… Entonces El Niño se siente completamente desprotegido ….. Lo que debemos hacer es decirle: estabas dormido y viste una bruja? Cuéntame cómo es esa bruja…… Y que la empiece a describir……..  Ya que terminó de describirla, le decimos:

 A veces lo que vemos en nuestros sueños parece realidad….. Pero no es así….. Las brujas no existen, bueno sólo las  de disfraces y las que salen en las películas….. Pero aquí en tu casa no hay, vivimos en una casa segura, papá y mamá te cuidamos y estamos a cargo de tu seguridad…….

Una vez que lo hablamos, entonces podemos decirle que piense en situaciones en las cuales se ha sentido feliz y en paz….. Por ejemplo un viaje, una fiesta, un momento especial con Mamà y papá…. Y explicarles que el miedo  se alimenta con los pensamientos de miedo…por eso hay que pensar en cosas que nos hacen sentir felices y en paz…

Esas dos cosas son las más importantes, validarle y reconocer lo que siente y decirle que nosotros estamos a cargo de la situación. Si nuestros hijos comienzan a ver que pueden platicarnos sus miedos y que no van a ser juzgados, si no, más bien, escuchados y apapachados, podrán con el tiempo tener la madurez emocional para sobrepasar sus miedos.

 

Yissel es terapeuta especializada en niños, fundadora de La A con mayúscula proyecto que acompaña a padres y niños en procesos de adopción. Si quieres contactara escríbele a yissel@mujeresimportantisimas.com