Extender los pesitos que me quedan al final de la quincena es una de mis especialidades, sobre todo porque soy inquieta y disfruto mucho UN día de pelis y series, dos ya no. Para aquellas que son como yo, les dejo un par de sugerencias para salir a comer y luego entretenerse un poco por ahí paseando y todo con pocos pesos:

 

AliOli (Medellín 238, Roma Sur, Ciudad de México, D.F.) Este es un local muy pequeño justo enfrente del Mercado de Medellín en la Roma. Aunque pequeño, es muy acogedor y a pesar del ruido puedes disfrutar de una buena sobre mesa. La especialidad es la Paella y tienen otros platillos que van cambiando en la carta. Este mes tuvieron escargots a la bourguignon. Recomiendo el pan tomaka, generalmente el pan está fresco y la salsa de tomate les queda maravillosa. Puedes pedir vino de mesa, tinto de verano o el tradicional calimoxo.

 

A unas cuantas cuadras está Oh là là (Coahuila 169), un pequeño Bistro Francés con grandes platillos y precios justos y accesibles. El lugar es muy agradable y su mobiliario vintage le da un acento nostálgico. El menú es variado y lo cambian cada semana. Hay maridajes también muy recomendables. Si los siguen en Facebook se enterarán de los eventos que tienen. Les recomiendo ir pronto porque todavía es de estos secretos bien guardados en la Roma.

 

Terminando de comer puedes caminar por Coahuila y encontrarás muchos comercios y tiendas para “chacharear”. Hay dos mercaditos con productos orgánicos, igualmente accesibles, deliciosos, naturales y preponderantemente mexicanos. Con 300 pesos puedes ayudar a pequeños empresarios mexicanos y llenar tu baño de champús naturales y jabones de aromas penetrantes y que te evocarán desde el jardín donde jugabas de pequeña hasta el chocolate que te preparaba tu abuelita para merendar.

Alba Hernández es abogada, bruja , sibarita y seguirás leyéndola por aquí. Está pendiente!!!