Om es la unión de tres sonidos: A, U y M.
Om se pronuncia Aum. Om culmina en un sonido M que se va desvaneciendo hasta terminar en silencio.
Un mantra puede ser una sílaba, una palabra, una frase o un texto, que al ser mencionado y repetido produce un estado de profunda concentración.
Las tres letras A, U y M, también simbólicamente, representan la creación, preservación y destrucción. De igual manera representan la trinidad, que se halla no solamente en el Cristianismo, sino también en el Hinduismo, el Budismo, y en otras muchas religiones del mundo.
La “A” resuena en el Chakra Cardíaco, la “U” en los Chakras Fundamental y Basal, y la letra “M” en el Chakra Frontal. Esto nos recuerda que pasión, emoción y razón deben ir siempre juntas.
La Silaba OM es considerada por los hindúes el sonido primordial, origen y principio de la mayoría de los mantras, palabras o sonidos sagrados.
En el hinduismo OM simboliza lo esencial. Significa unidad con lo supremo, la unidad de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, de la que emergen todos los demás sonidos de la música y del lenguaje.
OM por ser un sonido es una vibración. La vibración que produce la repetición mental del OM se ve reflejada en el cuerpo de manera positiva brindando una sensación de serenidad, bienestar, y paz interior.
Es el aliento vital en cada Ser.
En síntesis, podemos decir, según el Hinduismo, que la repetición del mantra OM puede aportarnos los siguientes beneficios: Aumenta la concentración, purifica la mente, desarrolla la espiritualidad, entre otros.
La repetición del OM vibra a través de nuestro cuerpo, pero alcanza aspectos mas sutiles de nuestro ser.
Puede mencionarse sonoramente y también mentalmente.