Cuando llega nuestro hij@ tan anhelado y nos convertimos en pApÁs queremos gritarle al mundo entero que ya llegó nuestro hij@ y que somos fAmiliA AdoptivA.
Claro que es algo para compartir y celebrar, sin embargo, muchas veces no pensamos en nuestro hij@, ésta historia también es la suya, y en algunos casos los niñ@s cuando son más grandes, no quieren compartirla por diversas situaciones.

Es muy importante tomar en cuenta a nuestro hij@ con respecto a ese tema, RESPETAR su decisión, sin juzgarl@ y acompañarlo en el proceso por el cual está pasando.

No todos los niñ@s adoptados quieren contar su historia a todo el mundo, sólo lo quieren contar a algunas personas, hay otros que sí lo quieren compartir y lo hablan y lo cuentan con una espontaneidad maravillosa.
Cada niñ@ es diferente, como pAdres, debemos de aceptar la manera en la que quieren manejar su historia de vida, no tener miedo ni hacernos ideas falsas de que si no quiere contarlo es que necesariamente “hay algo malo”, o que no acepta la situación.
El hecho de que no lo quieran compartir puede ser por diversos factores, que no necesariamente son “negativos”, puede ser por la personalidad, carácter, edad….el mejor regalo que le podemos hacer a nuestros hij@s es aceptar su decisión y acompañarlos en el proceso.
Hay que escuchar sus razones con el corazón y no con la mente, muchas veces nos podemos asustar y creer que si no lo quiere compartir es por que no nos quiere, o no es feliz, o quisiera que su historia fuera diferente, o por que siente vergüenza…….

Cualquiera que sea la razón es válida para él o ella, aunque no estemos de acuerdo, sin embargo lo mejor que podemos hacer es ponernos en sus zapatos y validar sus sentimientos, por que al final, nosotros no sabemos lo que se siente ser hij@ Adoptivo.

Ese es nuestro rol, acompañarlos y contenerlos en el camino sobre lo que sienten de  su historia.

Les dejo un Abrazo……
y sí……….. la A con mayúscula
DYRM