En mi vida he tenido muchas etapas donde la sociedad en vez de apoyarte te ve derrotada cuando ni siquiera lo has intentado.
Me embarace a los 19 años y me case a los 20. Todo mundo pensaba que había arruinado mi vida, sin embargo, fue el motor más grande para seguir sobresaliendo. Acabé mi carrera como Ingeniera Mecatrónica y empecé a trabajar para Bosch (empresa automotriz), después de 7 años y tener mi tercer hija decidí tener un tiempo para mis hijos como mamá, por lo que renuncie a Bosch, disfrute este tiempo y valió la pena pero un año y medio fue suficiente; busque nuevamente trabajo inclusive en el extranjero y gracias al trabajo desempeñado en Bosch previamente tuve la oportunidad  de volver a Bosch pero en Alemania.
En este momento fue todo lo contrario en el comportamiento de la sociedad, todo mundo piensa que es fácil ya que es primer mundo, pero estar en un lugar donde no hablan tu idioma y por consecuente tu cultura, tradiciones y lejos de tu familia ha sido una de las cosas más difíciles en mi vida.
Alemania es un a país increíble al cual nos hemos (mi esposo e hijos) tenido que acostumbrar, a vivir ordenadamente donde las personas saben las reglas y en su mayoría se siguen, donde el silencio es preciado, donde valoran sus raíces pero como orgullosa mexicana extraño las convivencias en general como las del trabajo, aquí la vida privada y la laboral son 2 cosas que difícilmente se mezclan; donde hacer amigos es como hacer una carrera porque cuesta muchísimo poder ser integrado, o que realmente se te considere amigo, pero cuando obtienes uno puedes estar seguro que es para toda la vida.
Donde el no hacer ruido en domingo o después de las 9 de la noche está prohibido, donde el humor de las personas está directamente relaciona con el clima y en caso de mal clima cualquier evento se cancela. Donde no hay en cada carretera un policía de tránsito y en muchas carreteras no existen límites de velocidad y sin embargo, es el país con menos accidentes automovilísticos a nivel mundial. Donde pensando que Alemania es un país más desarrollado que en México, que la mujer trabaje no es 100% aceptado, y menos en posiciones Gerenciales.
Pero después de 4 años viviendo aquí creo que supere la parte más difícil y el resultado es mantener lo mejor de las dos culturas y poderles transmitir a mis hijos, que no somos mejores ni peores en ningún país simplemente diferentes y hay que seguir lo mejor de las dos.
Sigue tus sueños independientemente de lo que la sociedad opine, nadie te puede decir si es fácil o difícil ¡porque las condiciones siempre serán diferentes!
Por Citlali Magaña Páramo