Ya te había contado que no todas las meditaciones necesariamente son sentadas como Buda haciendo Om, esta es una de ellas. El mindfulness o atención plena es estar presente en cada momento, y unos de los momentos más importantes del día son aquellos en los que nos alimentamos y nutrimos.

 

Esta práctica te va a ayudar a comer de manera consciente y por lo mismo vas a empezar a elegir mejor tus alimentos, también incrementa la sensibilidad del gusto.

  • Arregla tu mesa muy linda y siéntate.
  • no empieces a comer inmediatamente.
  • Tómate un momento para sentirte presente.
  • Crea en tu mente la intención de comer en atención plena.
  • Agradece tus alimentos.
  • Come un poco y regresa tu cubierto a la mesa.
  • Mastica cuidadosamente, enfócate en las sensaciones en tu lengua, mandíbula, dientes y garganta cuando pasas el alimento.
  • Intenta detectar mentalmente qué ingredientes hay en tu comida.
  • Vuelve a tomar otro bocado.
  • ¿Qué es lo que experimentas? ¿Gozo? ¿necesidad de comer más rápido? ¿Culpa? ¿Ansiedad? ¿Sigues comiendo a pesar de estar satisfecha?
  • Suelta toda la carga emocional que tengas con respecto a la comida y simplemente nota los sabores como si los probaras por primera vez.
  • Esta meditación te permitirá introducir la atención plena a tu rutina diaria.

Como siempre si esta práctica te mueve algo muy profundo y necesitas ayuda con el tema contáctanos!

 

mayda@mujeresimportantisimas.com