La sonrisa interna es una herramienta muy sutil utilizada por practicantes Taoístas para promover el bienestar y la salud, promueve la atención y el amor que necesitas hacia ti misma. Puedes practicarla en cualquier momento, es muy sanadora. ¡Inténtala! Sólo necesitas tener una idea básica de la ubicación de tus órganos en tu cuerpo.

 

  • Siéntate en posición de meditación en un cojín o una silla
  • Visualiza frente a ti a una energía sonriente, puede ser alguien que respetas, amas o alguna imagen religiosa de acuerdo con tus creencias.
  • Permite que esa energía se acumule entre tus cejas, permite que fluya hacia abajo a través de tu cara y cuello hasta el timo. imagina que brilla inmensamente con poder sanador.
  • Siente este flujo sonriente fluir un poco más abajo, hasta tu corazón, permítele liberar tensión acumulada, irradia la sonrisa hacia tus pulmones.
  • Has que tu hígado sonría, permite que se suavice.
  • Deja que la energía sonriente llegue a tu abdomen, en tu páncreas. agradécele lo que hace por tí e imagínalo saludable.
  • Imagina la energía fluyendo hacia t bazo, tus riñones, las glándulas renales, tracto urinario, uretra y genitales.
  • Agradéceles todo lo que hacen por tí.
  • Finaliza almacenando esa energía sonriente en tu ombligo.
  • Inhala y exhala un par de veces más.

 

Te tardarás menos de un segundo, así que practícala tan seguido como puedas.

Namasté!

mayda@mujeresimportantisimas.com