A propósito del día del Padre, estuve reflexionando porqué cada año cuando las familias se reúnen para esta celebración, cuando veo los restaurantes y en general todos los lugares llenos de gente;  hago como que no veo; me voy de viaje o trato de darle menor importancia a ese domingo, luego de analizarlo me doy cuenta de que, he extrañado a mi papa desde que tenía 10, 15, 20,30 y 40 años de vida, es  alguien que  ha faltado siempre a mi lado.
Para regalarle la botella de vino tinto decorada en el salón de clase y al igual que mis amigas pasar al frente y entregársela ;para que bailara conmigo el vals en mis quince años y mostrarle ese mismo día lo guapo que eran mis chambelanes, para que me felicitara el día de mi graduación y para que me entregara en el altar el día de mi boda ;para que paseara con mis hijos y les contara anécdotas de mi infancia; para recibir un abrazo y una palmada de aliento cuando las cosas no estuvieran bien en mi trabajo…. Y entonces sentir  que todo está bajo control.
Sin embargo debo reconocer que, esa misma ausencia,  me hizo ser una persona independiente, tenaz y perseverante, con un carácter fuerte y capaz de luchar y conseguir cada una de las metas y objetivos propuestos.
Es sorprendente analizar cómo nos adaptamos y sobrepasamos la pérdida de algún ser querido, sobre todo cuando es una figura tan representativa como es el papá.
No está conmigo mi Papá sin embargo mantenemos una conexión espiritual entre nosotros, entre mi memoria y el tiempo, entre el cielo que mamá mencionó cundo era pequeña y otra dimensión que desconozco exista; pero que me aferro a creer;  esta espiritualidad es  mi fortaleza en los momentos difíciles. La memoria se vuelve entonces una caja de recuerdos que alimentan mi alma cuando estoy triste, para recordarme como hubiera sido su manera de consolarme.
Papá, no sé cómo hubiera sido mi personalidad si hubieras estado a mi lado; lo que si tengo muy claro es que tu ausencia me ayudó a ser fuerte, me enseñó a ser valiente, a forjar un carácter particular que me ha permitido salir adelante y cosechar éxitos a lo largo de mi vida; gracias a ti hoy soy lo que soy.
¡Feliz Día del Padre  donde quiera que estés!
Invitada Especial: Georgina Pintor