Como todo en la vida, debe de existir cierto equilibrio, en las familias, muchas veces el rol que lleva mamá es muy diferente al rol que lleva papá, esto no significa que uno sea mejor que otro, significa simplemente que son diferentes.

Para las niñas, papá es su primer amor, entre los 3 y los 5 años de edad las niñas se separan de mamá y prefieren estar con papá ya que lo ven con un enamoramiento. Es importantísimo en esta etapa que mamá valide esta relación entre ellos, a veces las mamás nos podemos llegar a sentir celosas de esta relación tan estrecha entre ellos, sin embargo es muy importante que la fomentemos, por que papá es quien le va a enseñar a su hija cómo la deben de tratar los hombres que van a estar en su vida.

Con el niño es diferente, el niño al rededor de los 5 a 7 años empieza a identificarse mucho más con papá y puede compartir más cosas con él, sin embargo el amor que siente con mamá ahí sigue…… para los niños, la relación con papá es muy importante porque es él quien le va a dar la identificación de género, cómo se debe de comportar en ciertas circunstancias, cómo debe de tratar a las mujeres, empezando con mamá y sus hermanas.

Muchas veces para las mamás es difícil entender que el rol del papá al no estar mucho tiempo dentro de casa con los hijos es de jugar con ellos por que no los ven tanto como nosotras…. pero hay que estar conscientes de que vale mucho la pena que papá sea a veces quien juega con ellos por que nosotras las mamás muy pocas veces tenemos energía y ganas…..esa es una realidad… así que dejar que papá sea más flexible con ellos y juegue un poco más es parte del equilibrio que necesitan nuestros hijos.

yissel@mujeresimportantisimas.com