¿Te han invitado a participar como voluntario de algún programa de beneficencia? ¿Has pensado que los proyectos de la iniciativa privada o pública solo esconden un oscuro fondo de desvió de impuestos? o ¿Qué el interés real no es ayudar a las personas?
Hay diversos temas polémicos que giran en torno a las fundaciones y la credibilidad para los programas que proponen mejorar la calidad de vida de las personas,  históricamente se han generado muchísimas campañas de desinformación al respecto, y por supuesto se ha prestado para que algunas personas manejen estos temas a beneficio personal, la credibilidad y disponibilidad sobre el uso de recursos, así como el hecho de que los recursos lleguen a quién deben llegar es un tema que nos corresponde a todos, si nuestra intención es aportar para mejorar la calidad de vida de las personas.
Lo mejor que podemos hacer (desde en mi experiencia personal) es informarnos adecuadamente, y verificar que sucede con estos programas  si no queremos ayudar y tampoco nos interesa involucrarnos lo más responsable es no ser partícipes de revueltas en redes sociales y  campañas de desinformación que finalmente afectan a las instituciones pero con mayor impacto a los que deberían beneficiar  (mujeres, niños, ancianos, desempleados, jóvenes, medio ambiente, etc.)
Hablando en términos de voluntariado la invitación que me gustaría hacer es que cada persona sepa que no se requiere un gran evento, o recursos incalculables para poder participar y ayudar a otros, hoy en día existen muchas iniciativas, incluyendo algunas personales a las que podemos sumarnos y ayudar a otros,  dar una hora de nuestro tiempo para enseñar algo a alguien, escuchar atentamente a quién tiene un problema, no utilizar tantos popotes, separar la basura, cuidar el agua, apagar las luces, etc.
Ejercer nuestra ciudadanía implica participar con los demás, ser conscientes de las necesidades y cambios en los espacios que habitamos y no quedarnos en la zona de confort, realizar publicaciones en redes sociales es la mínima  parte de todo lo que podemos hacer por ayudar a otros, conocer como están compuestas las organizaciones de la sociedad civil y con qué fin fueron creadas es también parte esencial para generar iniciativas y establecer que es real, y  verdad será de ayuda y por un lado dejar de pensar que los programas asistencialistas son la solución a todos los problemas de educación, niños sin hogar, mujeres que están en situaciones de maltrato,  personas que viven en la calle, hay mucho más trasfondo en todos estos problemas que solo un tema de dinero.
Cuando me platicaron del proyecto de Mujeres Importantísimas y su proyecto y me invitaron para que publicara en su blog fue una experiencia muy grata, otro detalle más que me hace recordar que somos más los buenos, los que queremos ayudar y mejorar las oportunidades de muchos, me recuerda que aunque algunas veces  las cosas malas hacen más ruido que las buenas, hay grandes personas que se atreven a aportar con granotes de arena como este, y por eso la invitación extendida para todos a que contribuyamos a hacer un mundo mejor, siendo más conscientes de las necesidades de muchos y no solo las nuestras.
Por Blanca Estela Díaz