Siempre queremos más, trabajar más duro, ser mejores, hacer felices a más personas… Exceder las expectativas de tooodo el mundo y nos olvidamos de nosotras. La necesidad de sentir que logramos cosas es parte de nuestra cultura. No importa si esas cosas te hacen feliz o no, lo importante es lograrlas.

Y en el fondo la verdad es que sabemos que esta carrera loca no tiene sentido. Cuando nos enfrentamos a la muerte de alguien cercano difícilmente hablamos de su título profesional, el puesto que desempeñaba o los premios que ganó…Al final no importa lo que lograste, sino lo que fuiste.

Hacemos mucho por tener y le dedicamos poco tiempo al ser. En este escenario nos desconectamos de nosotras y de los otros olvidándonos de que lo único que necesitamos todos es pertenecer y sentirnos amados.

El antídoto a esto es la compasión por que nos ayuda a acercarnos a nosotras y a los demás. Estos son unos tips para que desarrolles la compasión en tu vida cotidiana

Trátate como tratas a tu mejor amiga, en los momentos no tan padres, seguro tratas de alivianarla y no de atormentarla, has lo mismo contigo.

No seas tan dura contigo. Mira, ya hay suficiente gente en el mundo tratando de hacerte la vida imposible como para que te les unas. No te critiques ni te juzgues.

Pide ayuda. Nadie puede hacerlo todo siempre bien y bonito a la primera, ni siquiera tú. Cuando estés saturada pide ayuda o di que no. Pedir ayuda no es una muestra de inutilidad, es una muestra de humildad.

Consiéntete. Nada más compasivo contigo y con el mundo que hacer lo que quieras. Un masaje, cantar en el coche, salir con amigas, dar un paseo, hacerte un facial.

Quiérete. Y demuéstrate tu amor siempre que puedas, cuando te ves en un espejo, date un abrazo o palmaditas de vez en cuando.

La auto compasión no es una muestra de debilidad, ni es ser egoísta, es reconocer el lugar especial que tienes en la creación, practícala tanto como puedas, en la medida que mejores tu relación contigo tus relaciones con los demás mejorarán y eso ayuda a construir un mejor mundo para vivir.

mayda@mujeresimportantisimas.com