Tu cuerpo es sabio. Habrás escuchado esto millones de veces, pero de verdad lo es. El cuerpo nos alerta cuando algo no está del todo bien. Los homeópatas dicen que los síntomas son el reflejo de un desequilibrio entre el cuerpo y las emociones, este desequilibrio puede desencadenar en estrés.

Desafortunadamente todas estamos tan estresadísimas que nos parece “normal” llegar a casa y estar molidas… la mayoría de las Mujeres Importantísimas se sienten así. Y no hacen mucho al respecto porque es normal sentirse así después de todo hacemos siempre mil madres, ¿Cómo no vamos a estar molidas?

Puede ser normal, porque ya nos acostumbramos, pero no es sano.

¿Cómo saber que estás estresada? Estos son síntomas de que lo estás y se presentan en Mujeres:

Problemas de estómago. – Constipación, diarrea, náuseas, poco apetito. Esto se soluciona con ejercicio, ¡tu cuerpo necesita endorfinas… aunque te duela la panza actívate!

Pérdida de cabello. – después de una situación estresante puede que te cepilles y veas más cabello que lo normal. Yo te recomiendo que tomes jengibre, en té con limón y miel es riquísimo, pero también hay otro tipo de infusiones.

¡Granos! Como si lo que necesitaras además de estresarte es parecer puberta, habla con tu dermatólogo al respecto, no te auto mediques cosas, todas las pieles son distintas y podrías empeorar la situación.

Tics en los ojos. – generalmente se presenta solo en uno es un parpadeo involuntario. No te estreses por este síntoma de estrés, sólo cierra tus ojitos, inhala y exhala un par de veces.

Dolor de cuello y espalda. – Ouch, una paliza, el remedio está en moverte, has ejercicios de estiramiento por lo menos cada hora.

 

Hazle caso a tu cuerpo, si los síntomas no mejoran busca ayuda profesional, tu mereces estar y sentirte bien.