Ojalá todos los días fueran felices y alegres. La verdad es que no es así. A veces nos pasan cosas que nos bajonean, a veces tenemos la nube gris encima de nosotros por un buen rato y ya no podemos ver ni para dónde hacernos.

Hoy por lo menos tres de mis personas favoritas están en una situación así, y es muy feo verlos depre, no tener ganas de hacer nada… como zombies.

Le pregunté a una de mis psicólogas favoritas qué podemos hacer cuando sentimos que el mundo se acaba. Rocío  ha estudiado con Paul Ekman que ha desarrollado teorías de la naturaleza de las emociones y cómo manejarlas nada más ni nada menos que con SS el Dalai Lama, así que créeme lo que te voy a recomendar te va a alivianar.

Rocío lo llama la técnica 5-3-1 la cual por cierto si no prácticas no funciona

Medita 5 minutos bien meditados. En lugar de hacer media hora y terminar peor que como empezaste por no haberte enfocado en tu meditación has sólo cinco minutos. Cinco minutos bastan para sentir los beneficios de la meditación.

Has 3 cosas que de verdad disfrutes o te haga sonreír, sólo 3 y que no sean gigantes, cuando estas bajoneadísima no tienes ganas de nada,  esto va a ayudarte a que las ganas vuelvan, poco a poco… Puedes proponerte darle un abrazo a tu perro, disfrutar un chocolate al día, leer un buen chiste. Cualquier cosa que te saque una sonrisa va a ser buena.

Has 1 cosa linda por ti y solo para ti no por que la necesites sino porque si. Cómprate una flor, date un baño un poquito más largo, ponte la crema con más cariño, hazte piojito, date un masaje en los pies, duerme una siesta… Consiéntete.

Ahora si andas bajoneada a practicar el 5-3-1 te aseguro que vas a notar un cambio muy pronto.

Y recuerda que nada es para siempre. Lo que estás viviendo hoy va a pasar.

Mayda@mujeresimportantisimas.com