La diferencia de género si influye en la independencia de nuestros hij@s, y no es que quiera tomar partido ni hacer comparaciones de género, pero es una realidad que la relación que tenemos las mamás con nuestros hijos varones, es muy diferente a la que tenemos con nuestras hijas.

Si observas un poco podrás darte cuenta que como mamá le exiges más a tu hija que a tu hijo…… generalmente de una manera inconsciente, les resolvemos menos cosas a las hijas y les exigimos más que a nuestros hijos varones, con el niño se nos “cae la baba……” y con la niña nos da mucha ternura y hay complicidad, pero el sentimiento es distinto.

Tomando esto en cuenta, es importante verlo para que así pueda guiar a mis hijos y llevarlos a una independencia bien llevada, en donde van a poder tomar sus propias decisiones y asumir las consecuencias de las mismas.

Independencia no significa que tienen que hacer todo por ellos mismos, independencia significa que pueden hacer lo que están listos para hacer sin nuestra ayuda o con un poco de ayuda.

Vygotsky le llama a esto la zona de desarrollo próximo, pero esto ¿Qué significa?  la zona de desarrollo próximo es aquello que puede hacer nuestro hij@ con ayuda, por ejemplo amarrarse las agujetas, si necesita que yo le haga el nudo al final, esa es su zona de desarrollo próximo, que él/ella lo haga solit@.

Muchas veces les pedimos a nuestros hij@s que hagan las cosas, cuando en realidad no les hemos enseñado, por ejemplo les decimos dobla tu ropa….. pero no me he sentado a enseñarle cómo se dobla una playera, o un pantalón o un suéter.

Observa a tus hij@s y detente un poco antes de resolverles o de hacer las cosas por ellos, practica a enseñarles y observa si lo logran hacer por sí mismos, o si aún necesitan de tu ayuda.

 

yissel@mujeresimportantisimas.com