Cuando nos convertimos en mamás la vida nos cambia por completo…… he escuchado a muchas mamás decir “yo voy a embarazarme rápido del segundo hij@ para terminar rápido…”

Yo creo que cuando tienes hij@s “terminas” cuando te mueres, y esto no significa que vayas a sufrir muchísimo toda tu vida o que la paz y la tranquilidad en tu vida se acabó…no ! 

Significa que mientras estemos vivas vamos a estar pendientes de nuestros hij@s, y las cosas que les suceden.

Esto no quiere decir que vamos a vivir en un constante estado de estrés, lo que quiere decir es que tenemos que aprender a vivir nuestra maternidad con otro enfoque……

La mayoría de las veces, sobretodo en los momentos difíciles, cuando nuestro hij@ está haciendo un berrinche o nos habla pésimo, nuestro enojo crece y crece hasta que explotamos !!! pero qué pasa después?…..muchas veces sentimos culpa….. la culpa no nos sirve de mucho, ya que solamente hace que nos juzguemos severamente.

La mejor receta para tener una maternidad en paz es practicando la aceptación……. si así tal cual…. aceptar que mi hij@ de 2 años está pegando de gritos en el súper por que quiere un dulce….cuando acepto que las cosas son como son, es más fácil fluir….. claro que esto no significa que vamos a dejar que hagan lo que quieren, lo que significa es que no voy a luchar contra lo que está sucediendo.

Generalmente cuando mi hij@ actúa de una manera que no me agrada, me estreso muchísimo, por que nos enfocamos en someter a nuestros hij@s y hacemos hasta lo imposible  por cambiar esa conducta y que se porte como yo quiero.

Te sugerimos que la próxima vez que tu hij@ esté pasando por un momento difícil y su conducta no sea la más agradable, puedes repetirte varias veces: este momento es así como es….no tiene por qué ser diferente…..   y que te enfoques en cómo puedes acompañar a tu hij@ para que pueda pasar por ese momento difícil, en lugar de enfocarte en querer cambiar lo que está sucediendo.

Ser empática en esos momentos y decirle a nuestros hij@s que entendemos que se están sintiendo enojados, frustrados, tristes…. es una de las mejores maneras para acompañarlos y contenerlos, una vez que se sienten comprendidos, su conducta se modifica notablemente.

 

yissel@mujeresimportantisimas.com