Hasta hace un par de meses el ejercicio me provocaba emociones muy negativas e intensas, la primera era odio. Odiooooo sudar, que me duela, que huela feo el gym, levantarme temprano, no poder usar falda y tacón… ieuk, el ejercicio de verdad que no es lo mío. La segunda era envidia, porque mis amigas son todas fit, unas hasta maratonistas, y me cuentan a las nueve de la mañana que ya corrieron 5kms. Cuando yo los únicos cinco kilómetros que recorro en la mañana son en coche al starbuks por mi café.

El ejercicio tampoco es algo que me interese muchísimo por el tema estético, afortunadamente mi carga genética es delgada, no tengo un cuerpazo firmísimo, pero no estoy nada mal. Aun así hace como dos meses sentí la necesidad de empezar a trabajar con mi cuerpo, soy muy racional, así que lo mío son las actividades intelectuales, con todos estos temas que les escribo de la meditación, los chakras y demás me di cuenta que le dedico mucho a la mente y al espíritu y que mi cuerpecito había estado medio abandonado.

La milenial me bajó una App para medir mis pasos, estaba muy, pero muy lejos de los 10,000 pasos que recomienda la OMS, y pensé que siempre me iba a quedar así de lejos. Para mi sorpresa no fue así, llevo 56 días cumpliendo esa meta, y rebasándola (sé que son 56 por el app).  No solo eso, el ejercicio está empezando a gustarme, ya llevo un par de semanas en clases de Body Pump y Body Combat.

Si tienes la misma aversión que yo tenía al ejercicio, te voy a contar lo que me ha servido a mí, estoy segura que te va a ser utilísimo.

  • No te creas la idea de que no tienes tiempo para hacer ejercicio, el tiempo existe, nosotras organizamos el tiempo (o no lo organizamos) para hacer lo que queremos. Organízate, igual y no tienes una hora para una clase completa de yoga, pero seguro puedes hacerte veinte minutos para empezar. Deja de buscar excusas.
  • No te claves con los resultados. Seguro que el ejercicio te va a traer buenos efectos secundarios como bajar de peso, pero si te clavas en eso y no llegas a tus metas te vas a frustrar y lo vas a dejar. Haz ejercicio por el hecho de hacer ejercicio, que esa sea tu meta.
  • Busca un ejercicio que te divierta, o que te entretenga, a mí me gusta caminar por que puedo por ejemplo organizar este blog mientras lo hago.
  • Baja una App que te diga cómo vas, cuando veas como vas progresando te vas a motivar y vas a querer más. A mi me gusta pacer pero también hay una que se llama UP, para la que necesitas una pulserita que está muy mona.
  • Comparte ese momento. Puede ser con amigos, familia, mascotas. Yo sacaba a pasear a mi perrhijo todos los días, a los cinco minutos me fastidiaba. Cambié mi perspectiva de: voy a sacar a pasear a mi bebé a voy a salir de caminar con mi bebé. La diferencia es abismal, en lugar de ser una obligación se ha convertido en un momento especial juntos en el que hago algo bueno por mí, por mi perro y pasamos tiempo juntos.
  • Ten un buen playlist, la música te va a ayudar a que sea menos pesado.
  • Te va a sonar muy superficial, pero a mí me ayudó tener ropa linda para hacer ejercicio.

 

A moverse Mujeres Importantísimas, el cuerpo que habitan lo merecen, cuando hacemos ejercicio movemos energía y eso siempre va a ser bueno para ti.

mayda@mujeresimportantisimas.com