Verse bien cuando te sientes mal es tarea realmente difícil en nosotras Mujeres Importantísimas que pocas veces estamos satisfechas con nuestro aspecto.
Y todo se vuelve aun mucho más complicado cuando estás en tratamiento de quimioterapia por un cáncer de mama.

Sí es cierto que cuando te diagnostican, lo primero que te viene a la mente además del aterrador miedo a la muerte está el de perder el pelo durante el tratamiento.  Imaginarse pelona es uno de los temas que más nos incomoda a muchas de las que pasamos por ahí.

Pero somos mujeres y a las mujeres nos encanta sentirnos bien con nuestro físico y estar “in” y “a la moda” sin importar si estamos pasaditas de peso, con ojeras, con poca ropa nueva o, como en este caso, sin pelo!
Y como es inevitable que eso suceda, al menos hoy siguiendo un tratamiento médico convencional, hay dos opciones para sentirse y verse increíble aun cuando no tenemos pelo:
La primera:
Tener el pelo que siempre has soñado!…saca el baúl de tus deseos reprimidos y sé audaz con el corte y peinado de pelo que toda la vida has querido tener pero no te animas. Puedes usar una peluca súper a la moda! Es tu momento para ser lacia si eres china, china si eres lacia, güera, pelirroja o del color que quieras! Podrás hacerte un corte bob, pixie, punk, emo, o tener todas!!!
Es el momento ideal para jugar con tus físico, experimentar y divertirte, aun cuando estés cansada y a ratos te sientas mal….saca lo mejor del momento y aprovecha para buscar tu mejor look; aunque no lo creas, a veces es así como la vida nos empuja a encontrarlo.
La segunda:
Taparase la pelona con lo que yo llamaba “trapos”…mejor conocidos como pañuelos o mascadas, grandes o chicas, cuadradas o rectangulares, finas o de cualquier marca pero todas se pueden ver súper bien si aprendes a ponértelas y combinarlas como un accesorio más. Hay miles de formas de cómo usarlas…así como el video de cómo usar pashminas en el cuello, con miles de opciones de largo y de nudos, así igual hay para ponerlos en la cabeza.
Yo decidí irme por el segundo camino porque no me imaginaba lavando una peluca! Así que saqué los pañuelos que tenía guardados y le pedí a mi esposo que me llevara a comprar otros…pero no supe qué comprar, estaba down con la idea de tener que pensar en eso…y la verdad es que no sabía ni por donde empezar, soy cero creativa en esos temas de telas, nudos, combinaciones y toda manualidad.
Así que se me ocurrió algo que estoy segura puede ser un ejercicio increíble, aun sin importar qué decidas ponerte en a cabeza: convoqué a mi grupo de amigas a que me ayudaran. Les pedí  que nos reuniéramos en mi casa una tarde y que cada una trajera un trapo y que investigaran la mejor forma de ponerlo. Así transferí esa gran tarea a mi pequeño grupo de amigas que felices se sintieron útiles en esos momentos tan complicados para mí.

Todas llegaron con más de una opción, trapos regalados, otros prestados, varias con cosas que tenían guardadas y nunca las habían usado. Todas traían fotos y videos guardados de cómo se debían poner esos trapos en la cabeza. Fue un ejercicio muy divertido y encontré muchas formas de usar lo que tenía. Empecé usando el típico estilo campesino donde se escapaba el poquito pelo que me quedaba en la parte de atrás de la cabeza y poco a poco me fui atreviendo a ponerme todo con nudos y formas súper originales y elaboradas.

Todos los días durante 6 meses usé mis increíbles trapos! Fui a bodas, a cumpleaños, por supuesto a trabajar y hasta entregué unos premios muy elegantes con mi trapo amarrado en la cabeza.

La gente pensaba que era un tema de moda que me vistiera así, como si fuera un nuevo trend en accesorios y sí que lo era para mí!

Así que no importa lo que escojas hacer para tapar tu cabeza, lo importante es ver este proceso con otros ojos y sacar lo mejor de nuestra creatividad para disfrutarlo.

El cáncer exige cambios en tu vida, desde los más profundos hasta los que parecen superficiales como lo es el pelo en nuestra cabeza. No nos queda más que recibir lo que viene con los brazos abiertos y aceptarlo, total, son sólo una semanas en las que no tendremos pelo!

 

Valeria Benavides

contacto@mujeresimportantisimas.com