Hace seis meses que llegué a trabajar a un nuevo lugar, lo que evidentemente provocó muchos cambios… nueva casa, nuevos amigos y por su puesto nueva jefa. Desde mi llegada, me di cuenta que esta nueva experiencia sería un nuevo reto, pero jamás imaginé que tendría un cambio tan importante en mi vida.

Antes de que me presentaran a mi área y a quien sería mi jefa, me di cuenta que se trataba de un personaje bastante peculiar. Por lo comentarios que escuchaba, me percaté de que era una persona que muchos conocían en la empresa, que al parecer era muy estricta. Moría de miedo, ¿Qué tal que no le caía bien?, ¿Qué tal que no nos entendíamos y terminábamos como perros y gatos?

Bueno pues, la realidad es que esa mujer era peor de lo que me platicaron, era una verdadera y auténtica bruja. Pero no del tipo de bruja con sombrero, ropa negra, un caldero y haciendo pociones con ranas para hacer daño a otros, sino el tipo de bruja que en la sociedad de hoy en día ha ganado mayor presencia e impacto y por eso aterroriza a tantos.

El tipo de mujer que hace magia con su inteligencia, que no le importa el qué dirán, no se rige por prejuicios ni estereotipos, no permite nunca que le digan que NO PUEDE hacer lo que se propone, que ayuda a otras brujas y a otras mujeres a descubrir sus poderes, les enseña a usar su magia y les ayuda a transformarse.

Mayda, creadora de este blog ha sido sin lugar a dudas una bruja que me ha ayudado a convertirme en una también. Creo que todas las mujeres somos brujas, con poderes naturales y sobrenaturales para hacer cosas grandiosas y deshacernos de todo aquello que nos hace daño y no necesitamos. Sin miedo al cambio, ni al qué dirán, me ha enseñado que la única lealtad y fidelidad que debo es a mí misma. Que no importa lo que piense la sociedad, en este mundo donde cada vez somos más y más mujeres que nos sabemos capaces, lo mejor que podemos hacer es desafiarla; demostrarle al mundo que estamos aquí para cambiarlo y poner lo que queramos a nuestro favor.

En una sociedad, donde aún no se admiten brujas, lo mejor que podemos hacer en convertirnos en aquello que los demás consideran que no está bien, que no se hace o que en teoría deberíamos hacer. Por qué así somos las brujas, somos conscientes de nuestros poderes para crecer, cambiar, ayudar y sobretodo, para ser felices.

Por qué no hay nada más peligroso y poderoso que una mujer que sabe que es capaz de lograr lo que todo lo que se proponga y …aunque a otros demos miedo, no nos vamos a detener.

No escondas tus poderes y no permitas que nadie te opaque. Estamos aquí para ser felices y demostrarle al mundo que entre brujas nos ayudamos, y ayudamos a los demás, que queremos hacer de este un mejor planeta, que somos líderes, con poderes para sanar y seguir adelante, no tenemos miedo, somos amigas y…

Somos brujas, ¿y qué?

Feliz día de muertos y Feliz Halloween

CARPE DIEM

Vale Milenial

contacto@mujeresimportantisimas.com