Hace 2 años pasé por un esquince cervical, afortunadamente, no fue ocasionado por un accidente, yo me lo ocasioné, ¿peor aún?, no lo sé. Pero sí por difícil que suene fue un cumulo de músculos contraídos y adoloridos lo que ocasiono que mi pobre cuello sufriera las consecuencias. Y no se crean que por malas posturas sino solamente por puro estrés. El dolor que pasé por 2 semanas y las incomodidades para dormir, obviamente además de dejar de hacer ejercicio, me hizo enojarme tanto conmigo misma.

¿Cómo era posible que yo me lo hubiera ocasionado? ¿Valía la pena? (obviamente no verdad), que cada día me repetía que era la primera y última vez que dejaba que el estrés afectar mi cuerpo.

Después de pasar por este período, perdonarme y ver que la única prioridad en mi vida es estar bien tengo dos frases que me han ayudado como herramientas de liberación cuando empiezo a alocarme o me gana el sistema del trabajo simplemente las leo, respiro y todo pinta mejor:

Lo que más me sorprende del hombre occidental es que pierden la salud para ganar dinero, después pierden el dinero para recuperar la salud. Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que no viven ni el presente ni el futuro. Y viven como si no tuviesen que morir nunca, y mueren como si nunca hubieran vivido. Dalai Lama

¿Cuánta vida te está costando tu sueldo?… Anónimo

Aush, ¿no? Con esto sólo quiero expresarles que no hay nada más importante que tú salud. Comer bien no sólo porque querer estar flaca, hacer ejercicio como parte de tus actividades diarias, visitar a tus chequeos médicos regularmente y mantener una actitud positiva.

Y bueno a lo largo de estos años, afortunadamente he conocido angelitos que me han ayudado a tener una mejor calidad de vida y a enseñarme que mientras yo cuide por mí, lo demás fluirá. Por lo que aquí te dejo estos sencillos puntos, que van de desde actitudes hasta sencillos tips para comer bien y ejercitarte:

–          Enfócate en una sola cosa a la vez, no sobra decir que somos por naturaleza unas todólogas y que mientras estamos haciendo una tarea ya estamos organizando otra e incluso a otros. No digo que no lo hagamos, sólo de una forma más tranquila y hasta donde podamos, si se nos olvida pedir algo del súper, no pasa nada ya no te preocupes ahora por si ya no vas a comer lo que habías planeado, ahora que van a comer tus hijos y si paso al súper..etc. No agobies a tu mente con tantos pensamientos. Y no te llenes de tantas cosas sólo por querer tener un poco más de dinero, la clave de nuestro éxito no está en cuanto tenemos o sabemos sino en la felicidad, plenitud y paz con la que vivamos (esto con $10 o millones de pesos)

–          Respira, respira y respira,  desde que te levantes trata de no sobre exaltarte por colocar 20 alarmas, y no lo nieguen, algunas hasta dejan un celular más lejos para levantarse. Esto hace que tu corazón se acelere, mejor ve formando el hábito de levantarte a tu hora ni 5 minutos antes o después.

–          Organiza tu día, no con esto digo que te quedes en planear lo que va  pasar, sino más bien a qué actividades pueden ayudarte a aligerar la carga al otro día. Por ejemplo, hacer el lunch o el almuerzo una noche antes, o incluso lo que yo hago es dejar todos mis manjares picados y listos sólo para ponerlo en tupper.

–          Limpieza de la casa, si puedes darle trabajo a alguien que te ayude con esto que mejor, sino solamente no te vuelvas en una loquita de la limpieza, el punto es que no afecte tu ánimo o que te pases preocupando si ya se ensució nuevamente o si tienes visitas y sólo en pensar cómo va a quedar la casa ya estas preocupada. Cualquier manía no es buena porque nos crea ansiedad, busca liberarte y no te preocupes  no le pasará nada a la casa, sólo tendrá un poco más de polvito pero tu estarás tranquila.

–          Come regularmente, me refiero a que comas varias veces al día, no te preocupes por engordar. La idea es varias veces con la cantidad necesaria para tu actividad diaria, esto ayudará a que no mantengas grasa extra en tu cuerpo y te permitirá tener un mejor metabolismo.

o   Siempre come proteínas, grasas buenas y carbohidratos, si puedes en este orden mejor. Busca las porciones correctas, no exageres con la grasa aunque sea buena como las almendras no debes caer en comer demasiadas. Yo mucho tiempo pensé que comía muy bien y oh sorpresa no comía mis porciones correctas, ahora como mucho más (incluso con la mima cantidad de ejercicio que antes) y mi nivel de energía me subió muchísimo.

o   No cuentes las calorías, está bien que te ocupes en comer calorías de calidad pero sólo eso, no te mortifiques si ya comiste un poco de más, no pasa nada en la noche cena mucho más ligero y listo.

o   No te pases buscando dietas, más bien has modifica tu alimentación a principios  básicos. No es ciencia de verdad, si sabes que la leche te cae mal, pues simplemente busca una alternativa o déjala de consumir. Sigue la pirámide básica de alimentación y listo, pero recuerda la cantidad es súper importante.

–          Muévete, haz de la actividad que te guste o con la que te permita tu tiempo: caminar, nadar, bicicleta, yoga, Pilates, bailar, etc; una actividad más de tu día, con sólo 40 minutos constantes al menos 3 días tu cuerpo empieza a cambiar, pero recuerda es importante que tu alimentación este alineada. No se han preguntado a veces porque nos matamos haciendo ejercicio pero el cuerpo no cambia o no ves los músculos más definidos, pues la clave está en tu alimentación y un pequeño tip aunque hagas sólo pesas estira al terminar esto le permite a los músculos liberarse y ganar tonalidad.

Espero que puedas poner en práctica estos sencillos tips y que te ayuden tanto como a mí.

tania@mujeresimportantisimas.com