Los increíbles 20s, la etapa donde sales al mundo real, terminas la uni, buscas tu primer trabajo, te independizas completamente (o a veces no), viajas, vas de compras, trabajas, te explotan, estás cansada, quieres hacer mil cosas y no tienes ni tiempo, ni dinero, tienes que pagar tu renta, la luz, el agua, el gas, la señora de la limpieza……

AHHHHHHH!!!! ¡MENTIRA! Los veintitantos no son tan divertidos como me los pintaron…

La realidad es que entras a un mundo donde tus papás no están de tiempo completo para ayudarte a resolver tu vida, ni a consolarte en tus dramas amorosos. Lo único que tienes es tu perro que te hace compañía, tus roommates con las que compartes tus problemas, y tus compañeros de trabajo con los que sales cada viernes para desquitarte de todos los pendientes del jefe.

No cabe duda que, durante tus veintitantos, o maduras, o maduras… Si… si… ya sé que todas conocemos personas que andan rondando los 40 y no parece que hayan madurado ni un poquitito. Pero la mayoría de las que entramos en esta etapa, la sufrimos un poco, pero tranquilas… estoy casi segura de que eventualmente todo encuentra su lugar. Creo que mi dilema y el de muchas en esta etapa es:

¿QUÉ DEMONIOS VOY A HACER DE MI VIDA?

Durante los veintes llega un momento en el que todos nos preguntamos si vamos por el camino correcto, si mi trabajo me gusta, si realmente veo un futuro con ese que se hace llamar mi novio, si voy a volver a casa de mis papás, o si algún día saldré de ahí… Infinidad de preguntas existenciales sobre lo que somos y lo que queremos ser.

Una vez me hablaron de la importancia de priorizar, y para alguien que se aburre fácilmente y hace un poco de una tarea y un poco de la otra y al final no termina ninguna.. fue de muchísima utilidad. Priorizar es de hecho muy fácil (a veces olvido hacerlo pero no es complicado), cuando se trata de trabajo, pero priorizar la vida personal, a muchos les resulta complicadísimo. No entiendo por qué.. al parecer nos dejamos llevar por nuestras rutinas, y ponemos nuestro bienestar personal al final de la lista de nuestros múltiples pendientes.

Recién graduada y con un buen trabajo, he decidido priorizar de la siguiente manera:

  1. Mis sueños (viajar por todo el mundo)
  2. Mi felicidad y mi salud (lo que implica hacer ejercicio por lo menos 3 veces por semana)
  3. Aprender a surfear y tocar el violonchelo (prácticamente regresamos al punto tres, por que ambas me hacen muy feliz)
  4. Vivir por lo menos un año en la playa (siempre he amado el mar y ya estoy un poquito cansada de las ciudades
  5. Ahorrar (que básicamente es la clave para llegar al punto 4)

La lista es larga, pero en resumen en el top 100 están todas las cosas que siempre he querido hacer y no me voy a quedar con las ganas; y las cosas que hago siempre y que nunca voy a dejar de hacer por que me hacen muy feliz. A partir del 101 entran las cosas materiales, como comprar mucha ropa ( que aunque me haga feliz no es prioridad), hacer una maestría (es súper importante pero implica el punto 5 elevado a la 1000) y comprar un coche… algo que me ha causado mucho conflicto últimamente por que al parecer tener un coche a mi edad es una obligación, y la verdad es que podría comprarlo pero … NO QUIERO. A mucha gente le parece rarísimo que no me interese tener uno, y hasta creen que no puedo ser independiente hasta que me compre uno; pero la realidad es que mi dinero estará destinado a algo que si me haga feliz y no a algo material.

En conclusión, nunca hagas prioridad lo que no te hace feliz, así de simple. Haz un  bucketlist de cosas que te generen nuevas experiencias y aprendizajes, no de cosas que te estresen, ni de cosas materiales.

Esta, y las que siguen son la edad perfecta para seguir descubriendo lo que te gusta y no quedarte con las ganas de intentar cosas nuevas, haz de eso una prioridad. Hace unos días vi una película y encontré un súper mensaje, probablemente muchas van a reconocerla:

“Las cosas que posees terminarán poseyéndote …Tú no eres tu trabajo, no eres el dinero que ganas, no eres el auto que manejas”

¿Cuáles son tus prioridades?

CARPE DIEM

Vale Milenial

contacto@mujeresimportantisimas.com