Estás enojada, quizás furiosa, tu respiración se acelera, puedes sentir hasta calor en tu cuerpo. A todas nos pasa, salir de este estado mental es muy fácil si controlas tu mente, toma solamente un minuto:

 

  • Imagina un viento frio que te envuelve, visualiza el enojo saliendo por cada uno de tus poros y observa cómo el viento se los lleva, como si fueran hojas secas.
  •  Siente como este aire te tranquiliza y te enfría.
  • Siente cómo liberas el enojo y cómo el calor va disminuyendo con cada respiración.

 

Es facilísimo, solo tienes que practicarlo, la próxima vez que enfurezcas, cierra los ojos y haz esta visualización por un minuto.

mayda@mujeresimportantisimas.com