Ir al gimnasio, buscar un mejor empleo, viajar, hacer dieta… y así un sinfín de propósitos que nos hacemos cada vez que inicia un nuevo año. Algunos se cumplen y otros solo a medias. Otros los dejamos en el olvido y otros cambian o nos cambian.

Mi lista de propósitos está incompleta… tal vez sean solo cinco, o probablemente mañana la lista se extienda a 20.  Creo que en este caso aplica la famosísima regla de no importa la cantidad, pero sí la calidad.

Independientemente de cuantos propósitos tengas para el próximo año, asegúrate de incluir el siguiente a como dé lugar:

SER TU MISMA

Puede sonar tan simple y al mismo tiempo ser tan complicado. Asegúrate que el 2017 esté lleno de amor y satisfacción para ti misma. Busca siempre esa felicidad que se logra cuando somos nosotras mismas. Haz todo aquello que te llena y te hace feliz. Escúchate y ve detrás de lo que te apasiona, sin importar los obstáculos que tengas frente a ti. Sonríete, acéptate tal y como eres. No busques satisfacer a nadie más que a ti. Acepta que no podemos darle gusto ni gustarle a todo el mundo, y es que en realidad no debemos.

En un mundo cada vez más retorcido y loco, la mejor arma que tenemos es ser nosotras mismas, sacar a relucir nuestras cualidades y con eso, día a día construir un mundo mejor. Por eso, el 2017 deseo que esté lleno de fuerza, que pierdas el miedo de hacer lo que te gusta, que hagas a un lado los comentarios negativos y que te atrevas. Deseo que cada mañana, te mires en el espejo y veas lo grandiosa que eres, que te aceptes como eres y que te des cuenta de que en realidad todo aquello que llamas “defectos” son tus mejores virtudes. Deseo que te rodees de personas positivas, de aquellas que sacan sonrisas y risas, de aquellas que te dicen que sí puedes, de aquellas que te motivan y te contagian su buena vibra; que seas capaz de seguir tu camino y dejar atrás todo aquello que no te deje avanzar. Deseo que seas lo suficientemente fuerte para apartarte de las personas que te hacen daño, y lo suficientemente inteligente para apreciar y disfrutar las cosas pequeñas de la vida.

Que el próximo año esté lleno de nuevos retos y que sirvan para demostrarte a ti misma de todo lo que eres capaz. Disfruta, da sin esperar nada a cambio, di lo que sientes y no esperes a que sea tarde, abraza mucho, hazte un tatuaje si así lo quieres, escribe una carta o un libro si te atreves, pinta, cocina, sube una montaña, viaja a lugares nuevos, sola o acompañada, llora cuando estés triste y cuando estés muy feliz también. Di siempre lo que piensas, no permitas que nadie intente cambiarte, sé fuerte, sé TÚ MISMA y aprovecha el momento.

¡Felices fiestas!

CARPE DIEM