Aún recuerdo mi cumpleaños #19, cuando mi padre me entrego una caja rosa con listones de colores, y al abrirla en ella venia ese libro de regalo, uno de los mejores regalos que pude haber recibido, pues en verdad desde entonces sé que la felicidad y el sufrimiento son una elección en tu vida. A menudo interpretamos la felicidad como desenlace de sufrimiento o puedes pensar que el sufrimiento es la felicidad, ninguna es correcta, descubre tu felicidad!!

Inicio con una frase que menciona este autor que es toda una realidad:

“No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo decides. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento”.

Este libro está dotado de filosofías toltecas que describen  4 acuerdos que representan nuestra moral, nuestra lógica y nuestro sentido común para vivir en armonía y con plena felicidad.

book-1760998_1920Cuando comencé a leerlo me detuve muchas veces a reflexionar, incluso me regrese páginas, tratando de entender lo que el autor plasma en cada una de sus letras, un ejemplo: “El miedo y las autoexigencias son los peores enemigos de nuestro pensamiento, y por ende, de nuestra vida”.

¡¡Claro!! a veces nosotros mismos nos limitamos y nos creamos esos miedos, que no dejan que avancemos en nuestros proyectos y también llegamos a sobrexigirnos tanto que si no es perfecto, terminamos sintiéndonos fracasados.

 

No tiene que ser así!! Acepta los retos, esfuérzate y mide tus riesgos.

Sin duda, la vida está llena de situaciones pero cada una tiene diferentes circunstancias, de cada uno depende tomar la mejor decisión, puede sonar fácil, pero es verdad que una vez que tenemos frente a nosotros esa situación, podríamos tomar elegir la peor; esto es lo que nos trata de mostrar el autor  en estos 4 acuerdos,  que contienen un gran significado.

*El primer acuerdo que menciona este libro habla de ser impecable con nuestra palabras, porque las palabras pueden transmitir apoyo, dolor, felicidad  y si somos conscientes del poder de nuestras palabras y de su enorme valor, las utilizaremos con cuidado.

*El segundo acuerdo No te tomes nada Personal, “Tomarse las cosas personalmente te convierte en una presa fácil para esos depredadores, los magos negros… Te comes toda su basura emocional y la conviertes en tu propia basura. Pero si no te tomas las cosas personalmente serás inmune a todo veneno aunque te encuentres en medio del infierno”. No vivas de los comentarios de los otros, no lo permitas.

atlantes-1560152_1280*Tercer acuerdo, No hagas suposiciones. A diario cometemos este error,  la manera de evitar las suposiciones es preguntar. Asegúrate de que las cosas te queden claras… e incluso entonces, no supongas que lo sabes todo sobre esa situación en particular”. En última instancia y si te dejas guiar por la buena voluntad, siempre te queda la confianza… y la aceptación.

Y el último acuerdo, Haz siempre lo mejor que puedas. Los proyectos, las acciones y todo aquello que realicemos hacerlo con todo nuestro potencial, dando lo mejor de nosotros mismos, esto no significa que tiene que ser de la misma manera estandarizada, ni tampoco que mis resultados deben ser iguales a los tuyos, es más bien hacerlo bajo tus propias circunstancias y con tus propias limitaciones pero siempre de la mejor manera que puedas.

 

 

Muchas veces me pregunté porque hoy no me saludo mi  vecina, ¿ Le hice algo?, o porque hay días que mi primo, me contesta de mala manera,  es tan simple como: no te tomes nada personal, no podemos juzgar a los demás sin saber sus motivos, hay personas que ya tienen un mal gesto en su rostro y no tiene nada que ver con nuestra presencia, ni siquiera los conocemos. Resulta a veces más fácil decir que ellos tienen algo en nuestra contra, que la realidad.

Cuando día a día aprendes a llevar estos acuerdo en tu vida, todo es más fácil, y esto no quiere decir que si tu esposo o tu hermana tienen una diferencia contigo que ya conoces, la ignoraras, se trata también de crear una sincronía con estos acuerdos y con los tuyos propios, porque cuando mides tus palabras, dejan de existir conflictos  y aprendes sobre las necesidades del otro, no tienes que pelear o discutir, porque cuando las personas se gritan, se alejan así mismas, por ello  habla con tranquilidad y escucha con atención al otro, y haz tus propios acuerdos.

Todos tenemos una cadena de valores muy importante con las que nos guiamos, no los pierdas de vista, porque deben ser ese volante que te conduce por las avenidas correctas y si alguna vez tomas la calle equivocada, no olvides detenerte y tomar el rumbo correcto.

Sé Asertivo y Piensa con claridad,

Lit

Tikejimas mane