Este artículo debía tratarse sobre algún libro o película que hubieran cambiado mi vida, pero la verdad es que la única película que en verdad ha cambiado mi vida es algo vieja; tenía que ser más original… no pude.

Así que… decidí cambiar el tema de esta semana por algo que por experiencia me gustaría compartirles.

El 1 de enero, mientras me comía mis uvas paso algo súper chistoso. Mientras comía uva por uva, mi cerebro se desconectó de la realidad y en vez de pensar en un deseo o propósito con cada una, daba un bocado y contaba cuantas uvas llevaba. Creo que por la presión de comerlas con las campanadas olvidé pensar en algo más profundo y solo me preocupé por no atragantarme.

writing-923882_1920De todos modos, un día antes ya había pensado en cuales iban a ser algunos de mis propósitos este año. Y el que hasta ahora me va a dado los mejores resultados es el de escribir un diario.

Sí! Ya sé que apenas va una semana y que por eso es más probable que diga cosas buenas de esta experiencia, pero estoy segura de que seguiré con este hábito y déjame explicarte por qué deberías empezar tú también.

·         Salud emocional: a tan solo una semana, el escribir día a día lo ordinario, extraordinario y las ideas locas que pasan por mi cabeza me ha hecho sentir mucho más tranquila. Cuando algo que me hace enojar o me pone triste lo escribo, inmediatamente empiezo a reflexionar sobre la situación y definitivamente tomo mejores decisiones. Tu diario es como una amiga a la que le puedes contar todo, con la que te puedes desahogar y llorar. Descarga tus emociones sin miedo a ser juzgada por alguien más.

·         Creatividad: escribo mi diario de manera banal, como si lo que me pasó se lo estuviera contando a una amiga; sin embrago, he notado que después de escribir en mi diario, escribo mis artículos de manera más fluida. Los correos del trabajo y mis pensamientos en twitter salen de forma muy natural y quedo muy satisfecha con el resultado. Escribir es sin duda una actividad que ejercita nuestro cerebro, poner en orden ideas y pensamientos no es fácil, pero cuando lo haces de manera regular, se vuelve muchísimo más fácil.

·         Un viaje al pasado: cuando leas tu diario en un futuro, te darás cuenta de cuanto has cambiado. Leer lo que alguna vez experimentaste, sentiste y lloraste te servirá para ver en retrospectiva todo lo que has logrado y todo lo que tuviste que enfrentar y superar para lograrlo. Ya sabes lo que dicen…. Recordar es volver a vivir, así que ¿Por qué no inmortalizar nuestros recuerdos?

·         Introspección: cuando escribimos, reflejamos una parte de lo que somos y lo que pensamos. Escribir tu diario te ayudará no solamente a descargar emociones, sino también a entender el origen de las mismas. Un diario es un viaje de autoconocimiento y crecimiento. Cuando entiendes la causa de lo que sientes, estás realizando una autoexploración en la que descubres que es lo que te gusta de ti y lo que podrías mejorar. Cuando nos conocemos muy bien, tenemos mayor capacidad para ser más asertivas y empáticas con los demás.

·      diary-968592_1920

Apps: gracias a la tecnología ya no necesitas cargar todo el tiempo con papel y pluma para escribir tu diario. Existen muchas apps especiales para guardar tus recuerdos, algunas incluso te permiten agregar fotos a tus entradas. Así que no hay excusa, puedes llevar tu diario en tu celular o Tablet.

Finalmente, un diario es algo muy personal. Tú decides si algún día compartes tus pensamientos con alguien o si los guardas únicamente para ti. Escribir es una actividad muy antigua, es una forma de expresión y sin duda una forma de trascender. Nunca sabes lo que puedes descubrir, lo único que te puedo asegurar es que una vez que empieces, ya no podrás parar.

 

CARPE DIEM

Vale Millenial

contacto@mujeresimportantisimas.com