Toma tu posición de meditación, en una silla o un cojín con tu espalda recta pero relajada.

Con cada inhalación y exhalación, siéntete relajada y deja ir, suelta……. Permítete estar quieta y tranquila.

Inhala profundamente y exhala completamente liberando tu mente y tu cuerpo; Respira a tu ritmo permitiéndote purificarte con cada inhalación y soltar con cada exhalación

Repite mentalmente merezco abundancia en mi vida y la recibo con gratitud…. Siente la energía de estas palabras en tu cuerpo.

La energía de la abundancia es hermosa, visualiza esta energía rodeándote…. Siente como esta energía se expande…. Tomate un tiempo para percibir esta abundancia que te envuelve y te rodea…. La abundancia está disponible para todas las personas, solo permite que la abundancia te envuelva y se convierta en una contigo.

Con cada inhalación permite que la abundancia entre en ti, purificando, limpiando, restaurando…. Permite que la abundancia pura y verdadera impregne cada célula de tu cuerpo.

Si notas alguna sensación de bloqueo, permite que este bloqueo salga de tu cuerpo cuando exhalas abriendo así más espacio para la abundancia. Cualquier miedo, pensamiento negativo o creencia que no te sirva, simplemente exhálalo y llena ese espacio d la hermosa energía de la abundancia.

Repite en tu mente merezco abundancia en mi vida y la recibo con gratitud por el tiempo que quieras.

Namasté