Hoy que manejaba camino a casa y venía pensando en escribir este artículo. Lo primero que se me vino a la mente fue el cansancio físico que en ese momento sentía; sin embargo al profundizar un poco e ir a mi interior recordé el cansancio que más cansada me ha tenido en la vida.

Ese tipo de cansancio que va mucho más allá de un simple cansancio físico que se recupera con una noche de sueño y buen descanso.

Recordé el día en que me di cuenta que había llegado a un punto en mi vida en donde mi cansancio era mental, CANSANCIOBERE1estaba cansada, de mi mente, de mis pensamientos, de mi programa, de la victima que vive o vivía dentro de mi (a quién aún no conocía a profundidad) y quién se aferraba a gobernarme y a no dejarme en paz por que se daba vuelo con las tristezas, dramas al estilo telenovela, sobre todo románticos, que ella misma creaba, con las quejas sobre mi trabajo, el clima, la ciudad, la política etc.

Este cansancio no solo me hacía, valga la redundancia, sentirme cansada; si no me hacía sentirme agotada y harta!!

Y fue así como llegué al punto que me enorgullece dije BASTAAAA!!!!. Estoy cansada de que mi humor sea un títere de lo que pasa en el  mundo exterior, estoy cansada de que mi felicidad sea manipulada y dependa de que mi cabeza decida estar en drama, de que la Bolsa suba o baje, o de que los políticos hagan x ó y… estoy Cansada!!!

Y fue en estos momentos de introspección en que fui descubriendo por medio de ir adentro a mi corazón que la paz, la felicidad y el amor son una experiencia interna a la que yo puedo acceder si la elijo.

Es gracioso, no sé si te suene familiar pero siento que muchos de nosotros estamos viviendo hoy día este tipo de cansancio, este tipo de contaminación interna. Ya sea por que vivimos inmersos en los problemas de la vida diaria, del trabajo, de la política, los problemas de pareja o de no tener pareja, de los hijos etc…. Creo que yo tuve que llegar a este nivel de cansancio interno para decir “Paren el mundo que me quiero bajar”.  cansanciobere2

Y mi invitación el día de hoy es a parar, a hacer un alto en tu vida y descansar de eso. Dejar atrás el cansancio de sobrevivir y comenzar a Vivir la vida que quieres vivir. Callando amorosamente a tu “vocesita” y conectándote con la “Voz de tu sabiduría interior” con ese lugar en donde hay paz y amor en tu corazón.

Hace unos días inició el Año del Gallo, un año de hacer limpieza total, de empezar de nuevo, de cambiar patrones, de elevar la frecuencia de nuestros pensamientos de ordenar, disciplinar y equilibrar nuestras vidas para vivirlas felices y en plenitud.

Así que es el momento ideal de renovarte y decidir en consciencia la vida que te mereces vivir.

 

Si quieres saber cómo lograrlo, yo te cuento.

Bere Corral (Health Coach)

contacto@mujeresimportantisimas.com