Trabajas más de 40 horas a la semana, duermes lo que puedes, usas un par de horas al día para transportación…. quitando el tiempo para alimentarte, la recreación, vivir… sin duda tu vida se ha vuelto abrumadora!

Estar cansado pasó de ser un término empleado para describir un estado físico a un término que se vuelve sinónimo de no rendir lo necesario.

La vida nos exige dar al 110%.

¡Esto está provocando daños graves en nuestra salud integral ya que sacamos tiempo de nuestro sueño u horas destinadas a alimentarnos provocando estrés y fatiga crónicos que a su vez se traducen en enfermedades como aumento del cortisol, resistencia a la insulina, bajan los niveles de serotonina y dopamina y con ellos nuestra felicidad!

A menudo repetimos “no tengo tiempo”.  Pero, ¿en verdad no tenemos tiempo o es más bien que no ocupamos el tiempo de la forma que quisiéramos?

¡Es un hecho que no podemos sacarle la hora 25 al día, así que agéndate! ¡No planear es planear fracasar!  Aquí te dejo 4 consideraciones:

  1. Amanecer con tiempo es enteramente diferente de amanecer con prisas, date tiempo de desayunar máximo 1h después de despertar.  Es la energía del arranque, ¡necesitas que sea de alta calidad!
  2. Hidrátate cada 30 minutos! Hasta llegar a tus 2lts diarios.
  1. Ejercítate diariamente. Sea en la mañana o en la noche. Recuerda que el ejercicio se hace porque tienes que hacerlo, (aunque no quieras) y te dará energía.
  2. Descanso: toma tu tiempo, siéntate, siente y ordena. Evita usar la noche para tomar decisiones importantes, es hora de relajarse! trata de dormir de 7 a 8hs. diarias.

PAOLA 1

 

Una vida saludable no tiene que ser complicada, es cuestión de fluir. Si agendas hasta las pequeñas cosas podrás notar a que le estás invirtiendo tu tiempo.

Paola De la Garza
Medico especialista en nutrición y metabolismo