Ya te rompieron el corazón en tu adolescencia, probablemente te lo volvieron a romper a los 20, y a los 30 pues no se puso necesariamente más fácil… ¿Cómo llegaste a los cuarenta con respecto al amor? Pues dado el escenario, probablemente llegaste aterrada.

Pero sobreviviste.

Después de los cuarenta es muy probable que ya hayas terminado alguna relación amorosa significativa y hayas pasado por las dolorosas, pero necesarias etapas del duelo. Volver a pasar por esas circunstancias da miedo, claro que sí.

Pero ¿Sabes qué? Siempre es posible hacer las cosas, aunque nos dé miedo.

La verdad es que no tengo una receta mágica para que puedas confiar en el amor a ninguna edad, pero si tengo algunos consejos que te pueden ayudar a estar más receptiva.

40-1Resuelve tus rollos sentimentales de manera consciente y responsable. Si, te has sentido lastimada (ojo que no es lo mismo que: te han lastimado), probablemente también te sientas decepcionada, traicionada, dolida… mil cosas. Todos esos sentimientos necesitas resolverlos, alternativas hay muchísimas, terapias, constelaciones, ángeles, sanaciones. Elige la que creas que es mejor para ti (asegúrate de estar en manos de profesionales). Hazte responsable de tu historia amorosa.

 

Recupera el amor por ti misma. Como sociedad estamos acostumbrados a vivir el amor hacia a fuera… sólo cuando te enamores de alguien conocerás el amor… te enamoras… ya conocerás el amor cuando tengas hijos… los tienes… uy pero nada para completar tu felicidad como el amor de tus nietos.  Esta es una falsa creencia, la única manera auténtica de conocer el amor es empezando por el amor a ti misma, y no te lo digo por aquello de que si tú te amas alguien más te va a amar. Amate porque eres o más importante que tienes en tu vida, si los demás te aman es asunto suyo.

No le des a nadie el poder de hacerte sentir bien. Entrena tu mente, la meditación (no me canso de repetirlo) es la mejor herramienta que conozco para lograrlo. Una mente entrenada te va a permitir estar presente en el momento presente, no vas a andar azotándote contra las paredes si ese galán no te llamó después de una cita, o si te dice que sólo sean amigos… no te vas a contar historias que te hacen crear expectativas o que te desmoralizan.

40-2Dimensiona tu miedo.Hace muy poco empecé a practicar stand up paddle, que es remar parada en una tabla, el lago dónde lo hago es súper frío. Las primeras veces veía olas venir y me aventaba al agua… lo que más miedo me da del Stand up es caerme al agua helada. Un día decidí disfrutar la remada y pensé lo peor que puede pasar es que me caiga a agua, que me apanique dos segundos y que en la tarde le cuente a alguna amiga atacada de la risa. ¿Qué es lo peor que te puede pasar si las cosas no salen como esperabas? Seguramente algunos días de llanto, unas pelis cursis y que tus amigas te consientan.

Confía en tu intuición. Todas la tenemos, muy pocas la escuchamos, es probable que ya hasta te hayas olvidado de cómo es su voz, la intuición te habla todo el tiempo y la mayoría de las veces lo hace con el cuerpo. Escúchate a ti misma, en paz, tranquila, en silencio… meditando.

Pros y contras. Ok, desconfías del amor, ¿Qué ganas y qué pierdes con esa desconfianza? Después de analizarlo con calma decide si quieres quedarte con ella o vencerla.

Muchas veces nos dicen que el amor no es fácil, la verdad es que el amor es facilísimo, solo que a veces lo complicamos de más. Para lograrlo, lo que sea, hay que intentarlo.

Sólo tienes esta vida para intentarlo y si has sobrevivido al desamor a los cuarenta ¿por qué no intentarlo?

Atrévete.

mayda@mujeresimportantisimas.com