Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja (esta es mi risa virtual en tiempo real)

 

Es neeeeeeeeta?!?!?!?!?!?!  No inventes! Le dije a Mayda cuando me dijo el título del artículo de esta semana.  Mi mente se veía así $&#Ç%&*&%$Ç#$%!!!&%$ pensé por un momento todos los malos adjetivos que te puedas imaginar: son mentirosos, infieles, inmaduros, cabrones.  Al principio solo vi eso y más tarde luego de haber meditado y observarme pude ver que quién respondió al inicio no fue mi Yo actual, sino mi programación. Y en especial ese lugar de mi programación al que por un tiempo le encantaba el drama y la telenovela y por qué no… ser víctima.

 

No sé por qué pero inmediatamente relacione el tema con la vida en pareja. Yo crecí en una familia unida, tradicional, mis papás tienen 44 años de casados, la típica familia perfecta y feliz. Me crié bajo la influencia de las princesas, la idea del príncipe azul y todos los cuentos de hadas que te puedas imaginar. Y por este entorno yo pensaba que tenía que tener pareja, hijos, familia y así viviría por siempre feliz, con un hombre cuasi príncipe azul que solo existía en mi cabeza.

 

Como te podrás imaginar por lo que les he contado, mi experiencia al respecto no había sido muy afortunada que digamos y esa fue la razón de mi resistencia inicial.

 

Sin embargo como casi todo lo que me sucede ahora en la vida, lo lleve para adentro de mi corazón y lo pude ver con una nueva mirada. Me di cuenta que los había encasillado en esas cajas pero los hombres han sido mucho más que eso en mi vida.

 

En realidad lo que pienso de los hombres es que han sido grandes espejos para mi y que estoy profundamente agradecida por su presencia en mi vida.

Puedo ver claramente que en la sociedad en la que vivimos hay muchas mujeres que piensan como yo pensaba, hablan de la feria como les va en ella, y en el fondo tienen una lucha contra ellos.  Te suena familiar?

 

Hoy en día estoy agradecida por la presencia de los hombres en mi vida empezando por mi papá, mis abuelos, mi hermano, mi cuñado, mis primos, mi hijo, mis ex parejas, mis amigos, mis compañeros de trabajo, mis exjefes y mis maestros. Todos ellos han jugado un papel muy importante en mi vida. 

man-426985_1920La convivencia con ellos me ha hecho en parte la mujer que soy hoy. Me han venido a mostrar aspectos míos que veo reflejados en ellos en donde tengo la oportunidad de ser más y crecer como ser humano.   Cuando los veo sin pensar en que al que tengo enfrente de mi es un hombre, sino un ser humano, me han hecho admirar su capacidad de relacionarse y de apoyarse entre ellos, de ser persistentes cuando tienen una meta, su objetividad, su capacidad analítica que es diferente a la nuestra… entre otras…

 

Cada persona que atraemos a nuestra vida es como un reflejo que nos muestra cómo estamos por dentro, y lo que ves afuera es lo que en realidad tienes a dentro.

 

Antes yo solo podía ver drama porque no tenía el príncipe azul que me enseñó Walt Disney pero hoy en día, no se puede catalogar a todos los hombres por uno o dos, hoy veo en ellos fuerza, persistencia, valentía, lucha, constancia, lealtad.

 

Recientemente viví una experiencia de meditación por varios meses en Uruguay y ahí conocí a muchos hombres de candle-1281245_1920diversas partes del mundo que son super valientes que vivieron este proceso de introspección al máximo, y de ellos aprendí que los hombres también pueden ser vulnerables, sensibles, abiertos, también sienten enojo, rabia, miedo y tristeza y creo que son los más valientes que conozco porque se enfrentaron a ellos mismos.  Durante meses me pude ver en ellos y pude sanar aspectos míos que no había visto.

 

 

Hoy agradezco profundamente a todos los hombres que han pasado por mi vida porque desde mi padre hasta mi hijo han sido maestros y espejos donde me puedo ver hoy. Gracias a aquellos que me mostraron cosas difíciles porque gracias a ellos pude crecer y ser más.

 

Así que mi invitación de esta semana es que la próxima vez que te caches pensando algo malo sobre los hombres que tienes en frente, te tomes un tiempo para pensar qué representa ese hombre en tu vida?  Qué aspecto de tu vida necesita ser atendido y sanado para que lo puedas ver en su totalidad como el ser perfecto que es?

Y para que TÚ te puedas ver también como el ser perfecto que también eres.

 

En el fondo lo que pasa es que todos somos UNO, todos venimos de la misma fuente en donde no hay separación, solo Amor. Amor real.

 

Bere Corral

contacto@mujeresimportantisimas.com