Este artículo no te dará ideas de lugares lindos para ir a una cena romántica con tu pareja, y mucho menos de ideas creativas para sorprenderl@. En este artículo la única cosa que quiero que aprendas es a disfrutar el tiempo que pasas contigo misma. Por qué no importa cuánto ames a tu novi@, a tu familia o a tus amigos; al final del día el amor de tu vida eres TÚ MISMA.

Te voy a contar mi historia, de como un viernes por la tarde, común y corriente, se convirtió en uno de los días que más he disfrutado. A las 3:00 pm del viernes salí del trabajo. Por primera vez en muchas semanas, no tenía ningún plan con amigos porque todos estaban ocupados; y tampoco había pensado ir a mi casa a visitar a mi familia. Por un momento pasó por mi mente, que mi tarde de viernes se resumiría a Netflix; pero la verdad no tenía ganas de encerrarme en mi casa.

Pensé también en preguntar en la oficina, cubículo por cubículo, si alguien quería acompañarme al cine. Qué bueno que no lo hice, porque además de parecer una loser, NO tenía nada de ganas de salir con la gente que veo tooooodos los días en el trabajo.

Así que decidí armarme un plan para mi solita y el resultado fue una experiencia muy relajante.

Primero fui a comer a un lugar de sushi (amo el sushi con todo mi corazón), después fui al cine; y no me creerás el número de personas que, como yo, no llevaban acompañante; ¡éramos como 7! Después del cine, fui por un café y un brownie; leí un libro buenísimo y cerré con broche de oro yendo de shoping.

Al final del día, era la persona más feliz del mundo, había pasado tiempo solo conmigo, haciendo todo lo que me gusta, sin estar a expensas de lo que decida alguien más, platicando conmigo misma y DISFRUTANDO de mi increíble compañía.

Pasé un día genial, y lo más importante es que me di cuenta de lo chida que soy, de que me amo y que mi persona favorita en el mundo soy yo. Después de ese día, me prometí que me invitaría a salir más seguido, la neta es que me caí súper bien.

Entiendo que aventarse la primera vez no es fácil ya que los seres humanos somos seres sociables, pero te apuesto que de vez en cuando necesitas un break del trabajo, los amigos e incluso de los hijos. Si aún no te sientes lista, no te gusta estar sola, o te da pena ir a la taquilla del cine a pedir solo una entrada; te dejo algunos tips que te ayudarán a decidirte a pasar un día con el amor de tu vida:

tea-party-1001654_1920Encuentra tu Happy place, puede ser un parque, una librería, un rinconcito en tu casa o en la regadera. La verdad es que da igual, lo importante es que en ese lugar te sientas tranquila y en paz; que lo disfrutes hagas lo que hagas; así pases ahí una hora o unos minutos. Mi happy place es un restaurante de tostadas de camarón, con unas micheladas deliciosas, es raro, pero me encanta e intento ir por lo menos una vez al mes.

Concéntrate en tus pensamientos. ¿Cuántas veces te has puesto a platicar contigo misma? ¿Hacerte preguntas y responderte conscientemente? ¿Hablar en voz alta…sola? Por muy extraño que parezca y aunque los demás puedan tirarte de loca, es muy sano que tengas conversaciones con tu interior. Intenta hacerlo, es un buen ejercicio y descubrirás muchas cosas que aún no conoces de ti.

Consiéntete. No se trata de ir a un spa, ni a un retiro espiritual. Simplemente pregúntate, ¿qué te gusta hacer? ¿Qué te hace feliz? Pues eso, HAZLO. Escuchar música, hacer galletas, ver las luchas o el futbol, lo que sea que te relaje y te ponga de buenas, eso haz. El tiempo no es un pretexto, y no necesitas a alguien para disfrutar de esas pequeñas cosas que te relajan.

Come, come y come tu comida favorita. Dicen que, para conquistar a alguien, hay que hacerlo por el estómago. Conquístate preparando lo que más te gusta o ve a tu restaurante favorito. Qué más da que te vean comiendo sola. Mientras comes, cierra los ojos y disfruta cada sabor, olor y textura. Come lento y haz de tu platillo una experiencia de otro mundo. Si no te animas a salir a comer, puedes prepararte una cena romántica; compra vino, pon la mesa y unas cuantas velas. Verás cómo cambia tu estado de ánimo cuando en vez de comer una sopa maruchan, preparas un corte de carne que le gana a cualquier restaurante con 5 estrellas Michelin.

Disfruta de tu propia compañía y el silencio. Escucha tu voz interior. Vivimos en un mundo súper ajetreado, ruidos por doquier, gritos, el claxon de los coches. Que no te de miedo el silencio. Sal a caminar al parque, está atenta a otros ruidos, escucha lo que tienes que decir; y si no te sientes lista, ponte tus audífonos y escucha tu música favorita.girl-1906405_1920

Recuerda que no importa lo que hagas, el chiste es que disfrutes de tu propia compañía. Ten una cita contigo misma. Pasa tiempo a solas. Poco a poco te darás cuenta de lo relajante que es y cuando lo empieces a disfrutar cada vez más, te darás cuenta de que en realidad no estás sola, tienes a la mejor compañera que pudieras tener. DISFRUTA y descubre lo genial que eres.

 

CARPE DIEM

contacto@mujeresimportantismas.com