A las mujeres actuales no nos enseñaron a fluir con las corrientes naturales, los ritmos de la luna, estas enseñanzas ancestrales se han perdido. Esta meditación te ayudará a fluir con esta corriente de poder que creó el pulso de nuestro cuerpo

Siéntate en posición de meditación en un cojín o una silla

Coloca tus manos gentilmente sobre el vientre bajo, como si tocaras tus ovarios, atrae tu atención a esta zona de tu cuerpo.

Has un par de inhalaciones y exhalaciones, siente la energía que se mueve ahí, la ovulación, la menstruación (aunque ya hayas pasado por la menopausia)

Imagina las fases de la luna recorriendo ese espacio, desde la luna nueva hasta la luna llena, siente el flujo y la plenitud.

Siente el poder que emana de tu aparato reproductivo mientras inhalas y exhalas pensando en llenar y vaciar, la luz y la sombra, el día y la noche, energía que sale y energía que entras. Esto es lo que eres. Date permiso de ser todo esto.

Observa cómo está tu ciclo interior, si está llenándose o vaciándose, como la luna nueva o la luna llena. Nota el poder de esta energía en ti.

Quédate en esta energía por tanto tiempo como puedas.

Cuando termines pon tus manos juntas a la altura del pecho, inclina tu cabeza y honra tu poder femenino.

Namasté

Mayda@mujeresimportantisimas.com