A propósito del tema de esta semana hace no mucho tiempo, yo creía que esto de estar apegados se refería únicamente a tener un apego a algo material o quizá a una relación de pareja. Sin embargo, me he dado cuenta que tenemos una cantidad de apegos que nos hacen sufrir a los cuales nos aferramos sin siquiera saberlo.

 

Estos son algunos de los apegos que he descubierto. Te cuento cómo funcionan y cómo superarlos

 

  • Apego a nuestra imagen o a nuestra identidad: El típico apego a cómo debería ser mi cuerpo el cual en algunas cosas ni siquiera puedo cambiar, o el apego a quién creo que soy o a quién yo quisiera ser
  • Apego a ideas: Muchas veces nos aferramos tanto a nuestras ideas a cómo creemos que debería ser el mundo o cómo deberían ser las cosas. En el fondo este apego nos causa sufrimiento por las cosas que queremos que sean de una forma y no puedes cambiar.
  • apego mujer psicologia perdida 2Apego al sufrimiento: Si claro de las dos anteriores qué resulta que cuando tenemos la idea de algo que no es como queremos, se causa una expectativa y al no obtenerlo se crea un apego al sufrimiento y terminamos apegándonos a sufrir porque indirectamente es como si alimentáramos a la víctima que llevamos dentro.
  • Apego a la necesidad externa de amor o de aprobación: Creo que esta es de los peores, en mi caso me sucedía que yo quería mucha independencia, pero en el fondo yo tenía la necesidad de aprobación de otros. Ya fuera de mis padres, de mis maestros, de mi jefe o incluso a algunas personas necesitan la aprobación de las amigas, y ni qué decir de la necesidad de amor y el apego a las parejas. Eso que se siente que te apachurran el pecho y no puedes vivir sin el ser “amado” es también apego.
  • Apego a los hijos: Para las que somos mamás parecería increíble esto que les voy a decir, pero también he observado que existe un apego a los hijos. En este caso es importante ver ese lugar de miedo en donde piensas que debes controlarlo todo porque piensas que algo les puede pasar, y si así fuera tú obvio vas a sufrir, pero el tema es que vivir desde ese lugar es vivir desde el miedo y en realidad ya estamos sufriendo. No los dejamos pararse en su grandeza y vivir su Experiencia Humana, no podemos proteger a los hijos de vivir su propia experiencia.

 

Y ahora ¿cómo le hago?

 

Bueno pues cada apego es en el fondo una necesidad insatisfecha, personal y externa de: Amor.  Es una necesidad basada en el miedo y la pregunta es ¿qué es lo que queremos del exterior? ¿Qué estamos buscando en el exterior?

Me atrevo a decir que en todos los casos la respuesta a lo que queremos es igual en todos, Queremos amor, sentirnos validados, aprobados y aceptados.  Y para todos los casos la respuesta y solución está en nosotros mismos.  En encontrar internamente ese lugar de miedo e insatisfacción y darnos a nosotros mismos ese amor y esa aceptación que quisiéramos que los demás nos den.

 

Los dramas tienen ganchos y hay ciertos comportamientos en donde tú puedes auto observar y cacharte en los dramas, en esa necesidad de tener la razón, el miedo a diferentes cosas como por ejemplo a la no aceptación.

¡La magia de esto es que cuando lo logras ver, y darte ese amor que hemos platicado, lo puedes soltar y adiós!

 

¿Y cómo suelto? Hagamos un ejercicio, toma una botella o cualquier objeto que quieras.  Sostenla en tu mano, estira tu brazo, ojo la botella debe estar viendo hacia abajo…. Lista, ahora, abre tu mano completamente. Ábrela! ….  ¿Qué paso? ¡Se cayó verdad!

¿Fue fácil? ¿Fue sencillo?  No tiene gran ciencia cierto, qué necesitaste para hacerlo: Voluntad y Determinación.  ¡Correcto!

apego mujer psicologia perdida 3Bueno, pues ESO mis amigas es SOLTAR.  En mi experiencia, esa es la solución para cualquiera de los apegos que he descubierto. Y se los cuento porque para mí fue algo que en lo particular me costó trabajo entender, y aún hoy en día practico y pongo especial atención en estar presente para hacerlo en consciencia.

Así que esta es mi invitación para esta semana. Date mucho amor a ti misma, el amor a ti misma te lo puedes dar estando presente, observando tus pensamientos y conscientemente eligiendo otros de mejor vibración, meditando, siendo compasiva contigo, evitando las críticas, evitando el cómo deberían ser las cosas que no puedes cambiar y por supuesto solando, apreciando y agradeciendo lo que hay, lo que tienes y lo que te hace ser tu misma.

 

Bere Corral

contacto@mujeresimportantisimas.com