Desde los principios de la humanidad la mujer ha tenido que librar muchos obstáculos para trascender su condición de madre y tener una participación más activa en la sociedad. La expectativa de rol ha sido por muchos años que la mujer fuera casada, tuviera hijos y se dedicara al hogar.

SUPER MUJERES 1A 150 años de los primeros movimientos feministas hoy se espera de nosotras que nos hagamos cargo de algunas labores del hogar, seamos esposas o parejas perfectas, amantes de ensueño, profesionistas exitosas, mamás comprensivas que nunca se quejan, buenas hijas que acompañemos a nuestros papás en su vejez, amigas fieles, leales y confidentes, buenas nueras, la mejor ama para nuestras mascotas, excelentes administradoras de los recursos del hogar, hagamos ejercicio y tengamos mega cuerpos, vayamos a terapia y tengamos nuestros rollos resueltos, que nuestra dieta sea equilibrada, que viajemos, seamos cultas, leamos, mientras somos simpáticas, alegres, románticas y podría seguir con muchas cosas mas que se me ocurren… básicamente nuestro rol se puede resumir en uno: ser una super mujer… lo cual por cierto es super agotador.

El tema no es que tengamos que asumir tantas responsabilidades por que ciertamente somos muy capaces (no digo que los hombres no lo sean), el tema es que todas las queremos hacer perfectas, y en esa búsqueda de la perfección nos cansamos más.

Dicen que nadie es perfecto, yo creo que se equivocan, lo cierto es que tu naciste perfecta, y no te lo digo por motivarte, te lo digo por que es una realidad.

Alguna vez alguien me dijo que cuando tuviera alguna duda observara la naturaleza, ha sido un gran consejo…. La SUPER MUJERES 2naturaleza es perfecta, las flores por ejemplo son perfectas unas con espinas otras sin espinas unas de un color otras de otro, florecen cuando tienen que florecer, algunas dan frutos, la mayoría proveen alimento… tu eres igual a las flores, no en el sentido cursilísimo, aquello que creó las flores como le quieras llamar, te creó a ti, igualmente perfecta.

Entonces perfecta ya naciste, no tienes que esforzarte por serlo ni por demostrarlo, ahora para cubrir todos esos roles no vas a necesitar hacerlos todos perfectos como te dicen los medios, necesitas aprender a hacerlo de manera equilibrada.

¿Perfectas todas? ¡Seguro que si! ¿Equilibradas? Mmmm no siempre, no necesariamente… la verdad es que la mayor parte del tiempo más bien—- no. PERO podemos intentarlo.

Y te garantizo que va a valer la pena el esfuerzo consciente, todos tus roles se ven beneficiados cuando estás en equilibrio, y lo primero que tenemos que hacer para sentir ese equilibrio es estar centradas en nosotras mismas.

No te asustes, que te centres en ti no va a hacer que te olvides de los demás y que no vayas por tus hijos a la escuela por estarte haciendo un manicure ni que faltes al trabajo para ir a tomarte un café al zócalo. Centrarte en ti misma es empezar a entender qué es lo que necesitas, y proveerte de eso que necesitas para poder estar bien primero contigo y después con los demás.

Ya que estés centrada y sepas lo que quieres define tus prioridades y vívelas, como tu quieras, en tus propios términos, pero lo más importante definelas como te hagan sentir bien a ti. Has una lista ordenando de mayor a menor importancia cada rol, ponla en un lugar donde lo veas cada día, y recuerda tus prioridades, antes de comer esa comida chatarra piensa en tu salud, antes de ponerte a chatear cuando estas con tus hijos piensa en tu familia, antes de desvelarte con esa serie de netflix piensa en tu descanso, antes de quedarte encerrada arreglando cosas de tu chamba piensa en tu vida social.

Y recuerda siempre, que lo haces lo mejor que puedes, se gentil contigo misma, no te atormentes por no hacer todo perfecto, pero si agradecerte siempre por hacerlo lo mejor que puedes, no eres una super mujer, no tienes que serlo, eres un perfecto ser humano… aprende a quererte como tal.

Atrévete!

Feliz Día de la Mujer!

mayda@mujeresimportantísimas.com