Uno de los mejores regalos que podemos darle a nuestros hij@s es acompañarlos en situaciones dolorosas y difíciles, sin minimizar la situación, para que asó para que así sean cada vez más resilientes.

La resiliencia  es la capacidad de recuperarse por encima de cualquier circunstancia por difícil que esta sea, y salir fortalecid@ en el proceso.

Es una cualidad que nos permite sobrevivir ante circunstancias dolorosas, el objetivo es poder seguir  caminando hacia adelante con optimismo y confianza, aun en medio de la adversidad.

Como padres quisiéramos es que la vida de nuestros hij@s esté, llena de felicidad, que vivan libres de cualquier tipo de dolor, preocupaciones o situaciones emocionalmente difíciles para ell@s.

Nos encantaría que vivieran en un mundo “ideal” en el cual no vivieran situaciones dolorosas, fuertes o negativas. Muchas veces pensamos que ese es nuestra función, protegerlos de que les pasen situaciones difíciles, pero en realidad, esto no es así, por que la vida no es así…….

Una de las funciones que tenemos como padres y madres, no es evitarles este tipo de situaciones, si no más bien acompañarlos en el dolor, enojo, frustración y rabia, para que puedan salir fortalecidos en el proceso y logren ver algo positivo de la situación, y así, puedan seguir adelante con su vida.

Se trata de no nulificar sus emociones, ni el evento, si no, más bien, reconocerlo como es, contener su emoción y acompañarl@s.

Podemos prepararlos para que aprendan a sobrellevar las situaciones difíciles y puedan manejarlas.

La vida está hecha de contrastes, es necesario vivir el desamor para saber qué es el amor, la traición, para saber qué es la lealtad, la enemistad así como la amistad, la desconfianza o traición, el perdón y el rencor.

Todos los seres humanos nacemos resilientes, de hecho el nacimiento es la primera experiencia dolorosa y fuerte a la que tod@s nos tenemos que adaptar. 

La resiliencia es un estado mental, en el cual las personas resilientes ven las situaciones difíciles como oportunidades y retos.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hij@a a desarrollar más su resiliencia?

  • Validando lo que ocurrió y validando sus sentimientos, con respecto a lo sucedido.
  • NUNCA  nulificar lo que siente, recuerda eso es lo que él/ella siente, hay que respetarlo
  • Ayudarl@ a que pueda ver algo positivo sobre lo que sucedió
  • Guiárl@ para que identifique cuáles son sus fortalezas y qué recursos tiene para poder salir de la situación dolorosa
  • Que sienta que siempre puede contar con nosotros, ya que no vamos a juzgar sus emociones.

Se trata de abrazárlos ante la adversidad y acompañarlos durante el proceso de recuperación, recuerda, nada es para siempre…..

Si necesitas asesoría en temas de maternidad contáctame.

yissel@mujeresimportantisimas.com