¡Llegaron las vacaciones! Esta época es increíble no solo por el merecido descanso que tendremos sino por la gran oportunidad que se nos presenta de hacer un alto en nuestra vida y recalcular al estilo WAZE.

 

Las vacaciones son cierres de pequeños ciclos en los cuales podemos tener una introspección y encuentro con nosotros mismas.

 

¡Si!  En esta época y todas las épocas de vacaciones es un excelente momento para sacar de tu agenda o tus recuerdos por ejemplo los propósitos de año nuevo y darles una revisada.  Cuando tenemos metas o propósitos claros, lo mejor es no esperar a que sea 31 de diciembre para ver si los cumpliste o no.  Una revisión trimestral es ideal para poder recalcular si es que nos estamos saliendo de la ruta, y para empezar acciones concretas para cumplirlos, si es que estamos lejos de nuestro objetivo, y también por qué no… para celebrar nuestro progreso. Unas palmaditas en la espalda a nosotras mismas para valorarte que vas por buen camino nos renuevan siempre los ánimos y nos ayudan a tomar nuevos bríos para cumplirlos.

 

Otra actividad súper buena que puedes hacer durante estas vacaciones es una limpieza de tu closet de la ropa y accesorios de primavera.  En los cambios de estación y cierres de ciclos es súper necesario limpiar, depurar y sacar lo que ya no nos hace felices.  Podemos empezar por sacar esas cosas que hace mucho dijiste que te quedarían o que no te pusiste en toda la primavera pasada, seguramente ya no las usarás más.   Una amiga brasileña que quiero muchísimo me enseñó a hacer una meditación previa a la ordenada del closet y conectada contigo preguntarte ¿esta prenda de ropa me hace feliz?  Me di cuenta que muchas veces guardaba cosas por costumbre, y había venido acumulando muchas cosas que ya no utilizaba.  Al ordenar nos ayudamos a mover la energía y tener mucha más claridad en nuestro día a día.

 

Y finalmente los días de vacaciones pueden ser días de conectar contigo y descansar de la rutina, no importa si sales de tu ciudad o te quedas, te puedes dar momentos de bienestar y apapacho, por ejemplo, haciéndote una exfoliación de miel, limón y azúcar antes de dormir, tomar una ducha y humectarte con aceite de almendras.  O quizá una mascarilla de aguacate para hidratar tu cabello, la idea es que te regales una tarde de cuidado personal y de amor a ti misma, verás cómo regresas a tus actividades cotidianas con la pila super cargada y con otra energía.

 

Felices vacaciones

Bere Corral

contacto@mujeresimportantisimas.com