Estoy segura de que te ha pasado. Encuentras una súper oferta en boletos de avión para ir a la playa, es temporada baja, todo está muy barato, la oportunidad perfecta y…… no tienes con quien ir (sad face). Todo tu plan se viene para abajo y al final solo te quedas con las ganas de haber aprovechado la oportunidad de conocer Costa Rica. ¿Pura vida?

¿Por qué? Porque siendo mujer, ¿cómo vas a viajar sola?

¡Imposible! ¿Sabes cuantos riesgos hay allá afuera para una mujer? ¿Y si te pierdes? ¿Y si no hablas el idioma? ¿Y qué va a pensar la gente?

¿Y si mejor dejas de hacerte tantas preguntas y finalmente emprendes ese viaje que siempre has querido, SOLA?

Existen mil y un mitos sobre porqué una mujer no debe viajar nunca sola, pero en realidad el miedo es lo único que nos detiene; y una vez que logras vencerlo querrás viajar sola más de una vez.

A mí me pasó una vez, era el destino de mis sueños, tenía vacaciones, pero ningún acompañante. No sé si fue desesperación o mis ganas enormes de conocer aquel lugar. Estaba sentada en la sala de mi casa, frustrada después de haberle preguntado a cien amigos si querían acompañarme, y después del éxito obtenido compré solo un boleto de avión. Lo hice sin pensar, me emocioné y después moría de miedo al no saber qué haría una vez que aterrizara el avión.

Viajar sola la primera vez, es más o menos como ir sola al cine por primera vez. Da un poquito de miedo, pero una vez que le agarras el gusto, lo disfrutas incluso más que cuando vas acompañada.

¡Si ya superaste ir al cine sola, lo que sigue es irte de viaje!

No importa si es a una ciudad cercana, un fin de semana, o si es un viaje a otro continente por 15 días; lo importante es que disfrutes ese tiempo que tendrás contigo misma y lo aproveches al máximo con ayuda de los siguientes tips:

Organízate y planea, no dejes todo para el último momento. Si haces un itinerario será más fácil saber que vas a visitar y distribuir tu tiempo. Cuando eres principiante en pasar tiempo contigo misma, un itinerario te ayudará a sentirte más segura y tener actividades establecidas para que en ningún momento te quedes pasmada sin saber que hacer sola. Cuando te vuelves una experta, probablemente te resultará más cómodo improvisar.

Infórmate y lee reseñas, así sabrás cuales son las atracciones que debes visitar e incluso puedes investigar cuales son los bares populares de la ciudad. Mantén tu mente abierta a hacer nuevos amigos, conocer a los locales quienes te pueden recomendar buenos restaurantes.

Viaja cómoda y lleva lo necesario. Cuando viajas sola es importantísimo que lleves solo aquello que necesitarás ya que no cuentas con manos extras que te ayuden a cargar exceso de equipaje. Por su puesto que tus outfits dependen de donde vayas, pero si planeas caminar mucho lleva tenis, y ropa cómoda; debes estar lista para correr por si estás a punto de perder un tren. Infórmate también sobre el clima, lleva tu cámara, cargadores, una mochila y probablemente la mejor inversión que harás es en un selfie stick.

Está alerta, aunque viajes sola o acompañada mantente siempre atenta a tu entorno. Esto no significa que pases todo tu viaje preocupada por las cosas malas que pueden pasar, pero es importante que te cuides e identifiques cualquier señal de peligro. Puedes compartir con tus padres o amigos tu itinerario y mantenerte en constante comunicación con ellos si te es posible.

*Algunos lugares, debido al contexto cultural y el papel que desempeña la mujer, es mejor no visitarlos sola. Infórmate.

Finalmente, disfruta de tu compañía. Escucha tus pensamientos y habla contigo misma en voz alta; no te sentirás sola. El objetivo de viajar sola, además de conocer y explorar lugares nuevos es que conozcas más sobre ti misma. Te aseguro que descubrirás cosas de ti que no conocías y al volver serás una persona diferente.

Los viajes que hacemos nos hacen.

CARPE DIEM

Vale Millenial

contacto@mujeresimportantisimas.com