Nos han pedido mucho que hablemos de empoderamiento femenino, este es un tema que ha tomado relevancia en los últimos años solemos confundirlo con llegar a ocupar determinados puestos, ganar x sueldo y ser competitivas en un mercado laboral predominantemente masculino.

Empoderarse es adquirir la confianza necesaria para desarrollar tus capacidades y generar cambios beneficiosos para ti y tu entorno.
Cada mujer que logra empoderarse se beneficia a si misma y a su entorno, y por ello es importantísimo empoderarse de manera consciente. Para hacerlo quiero dejarte hoy algunas reflexiones al respecto.
¿Para qué quieres empoderamiento?  Busca una razón que sea más grande que tus objetivos personales, de esta forma cuando las cosas no sean fáciles podrás tomar energía de tu bien mayor. A mi me pasa a veces que estoy cansada por ejemplo y no me inspiro para escribir,  pienso en Mujeres Importantísimas los mensajes que nos mandan y cómo podemos inspirarlas o alivianarlas, ese objetivo más grande me mueve a seguir trabajando en este proyecto cada día.
Piensa en una cosa que te gustaría que fuera distinta en tu entorno, igual y quieres que las mujeres sean escuchadas, piensa qué puedes hacer tu para que eso suceda. Siempre hay algo por hacer, hazlo.
Que no te importe fracasar, siempre va a ser peor no haberlo intentado, y si fracasas siempre vas a poderlo intentar de nuevo.
Sé auténtica, pero sobretodo se congruente, cuando actúas en congruencia con tus valores te vuelves prácticamente invencible.
Busca ejemplos que te inspiren, saber que otras personas han logrado aquello que quieres te ayuda a ver el objetivo más cercano y eso va a mantenerte motivada.
Fortalece tus habilidades. Todas somos buenas para algo, recuerda tus fortalezas y usalas para seguir adelante.
Celebra tus triunfos y se agradecida contigo misma, solemos buscar el reconocimiento fuera de nosotras, pero el reconocimiento más importante es el propio, no lo olvides.
Atrévete