Dicen que las mamás todo lo pueden……………..

Muchas veces creemos que podemos hacer TODO…….y sí, a veces sí.  La sociedad nos manda el mensaje “mamá todo lo puede” y eso nos impulsa a lograr muchas cosas, sin embargo, no nos enseñan también a pedir ayuda cuando no podemos más……… Los primeros años de vida de nuestros hij@s son sumamente cansados, principalmente por que no dormimos y al día siguiente tenemos que funcionar “perfectamente bien” pero la realidad es que estamos MUY cansadas, sin embargo seguimos y seguimos……. pero muchas veces esto no es muy sano, porque aprendemos a poner nuestras necesidades en lugar menos mil !!!!!

Ser mamá no tiene que implicar dejar de vernos a nosotras mismas para darles TODO a nuestros hij@s, es muy importante cambiar esa creencia, tenemos que darnos primero a nosotras, cubrir nuestras necesidades primero, antes de atender a nuestros hij@s.

Una de las cosas que más va a ayudar a nuestros hij@s es que no sólo vean que  podemos hacer tantas cosas,  si no que también vean cuando NO podemos ……cuando nos derrumbamos cuando algo sale mal, cuando nos duele que alguien nos lastimó, cuando perdimos a alguien que queríamos mucho, cuando tenemos miedo.

¿Por qué es importante que vean cuando nos derrumbamos?  porque justamente les modelamos de lo que estamos hechas……..el empoderamiento es justamente seguir adelante a pesar de………. sacar fuerzas para seguir………  es que podamos reconocer que la vida es eso, los opuestos, para sentir alegría también debo de sentir dolor, para saber lo que es la lealtad, necesito vivir lo que es una traición, para saber lo que es una amistad, necesito vivir lo que es una enemistad…….

No se trata de ponerles este tipo de situaciones a mis hij@s para que ellos las vivan, por supuesto que no ! más bien de lo que se trata es de que yo no las esconda, que llore con ellos si algo me duele, que ría con ellos, se trata de compartirles lo que siento y lo que vivo para que ell@s puedan ver cómo vamos enfrentando la vida, y sí, a veces la vida golpea duro y nos caemos y lloramos, pero también nos levantamos y seguimos.

De eso se trata la vida, de vivirla al 100 y de seguir avanzando.

Cuando lloramos y reímos con nuestros hij@s, les estamos dando el mejor regalo de vida………que puedan tomar fuerzas con la gente que aman para hacerle frente a todas las adversidades de la vida. No te creas esa frase “tienes que ser fuerte y no llorar enfrente de tus hijos, por que los haces débiles” no hay nada más falso que eso, porque es justamente al contrario, cuando les mostramos a nuestros hij@s nuestra vulnerabilidad y al mismo tiempo nuestra fuerza para salir adelante, lo más seguro es que les estés modelando y demostrando, que la fuerza es interna.

 

yissel@mujeresimportantisimas.com