Ten cuidado con lo que piensas porque podría suceder…. Yo tenía tres grandes miedos en mi vida, todos relacionados a situaciones sentimentales.  Los tres se realizaron, justo en el orden en que los temía, el primero era el divorciarme. 

Si tu estas atravesando el proceso de divorcio leer este artículo te puede ayudar a tener una perspectiva diferente.

El divorcio es el segundo duelo más fuerte, porque implica el rompimiento de planes, expectativas y más importante aún se rompe tu proyecto de vida.  Sin embargo, tu divorcio puede resultar el inicio de algo maravilloso…. ¡Si! De algo increíble. Sé que en este momento no me lo crees, e incluso puedes pensar que cómo me atrevo a decirte esto si sientes tanto dolor, si hay momentos en que sientes que no puedes ni respirar o crees que nunca más serás feliz. Seguramente también te preguntas qué fue lo que hiciste mal, porqué te dejó de querer o cómo fue posible que no te dieras cuenta de cómo era él en realidad.

 

Varias de estas premisas pasaron por mi cabeza una tarde en la que volví a llegar a la terapia de pareja, SOLA, y mi terapeuta me dijo que no podíamos seguir ese proceso así.  Me ofreció comenzar, si yo quería, una terapia psicológica individual porque una terapia de pareja era, obvio, de dos.  Ahora que te lo cuento creo que ESE fue el momento en el que sin saberlo inicié la aventura más grande de mi vida: Un viaje a la profundidad de Mi misma. A quién confieso la verdad la verdad, no conocía, aunque creía que sí.

 

Ese “algo maravilloso” de que te hablaba anteriormente, en lo que puede resultar un divorcio, una separación o incluso terminar con una pareja de largo plazo – ojo, si lo sabes capitalizar – es la oportunidad de descubrirte a ti misma y aprenderte a amar incondicionalmente.

La vida es la mejor maestra, te digo “ojo, si lo sabes capitalizar” porque si no lo aprendes a la primera, la vida te repite la lección.   ¡Así que amigas ojo, pongan atención!

Por ejemplo, mi aventura duró varios años y culminó con lo que soy hoy día, una mujer que se ama a sí misma como es.  Que se acepta con sus aprendizajes (ya no pienso que hayan sido errores) y está dispuesta a seguir viviendo la experiencia humana acompañándose a sí misma sin abandonarse por otra persona.   Sin embargo, no siempre fue así.  Muchas veces es así, en el afán de que las cosas funcionen, de buscar aprobación y de que nos amen, a poco no… se nos olvida que a la primera persona que debemos amar es a nosotras mismas y lo damos todo, como si fuera un trueque. Yo te doy todo lo que soy e incluso lo que no tengo con tal de que ames un poquito. Yo ni me daba cuenta de eso ¿Cuéntame te ha pasado? ¿Te suena familiar?

 

Muchas veces me preguntan que ¿cómo es eso de amarse a una misma? que ¿por dónde se empieza?  En mi caso lo mejor fue hacerlo integralmente, desde las cuatro áreas que tenemos nuestro: cuerpo físico, cuerpo mental, cuerpo emocional y cuerpo espiritual.

 

  1. Tu cuerpo Físico: Yo sé que en estos momentos lo que menos quieres es comer y menos moverte, pero ahí es justo una buena oportunidad de comenzar, haciendo ejercicio para generar endorfinas y hormonas de bienestar y alimentándote muy bien.  O quizá te dé por comer cosas que tal vez no te nutren, cuidado hay muchas cosas que tapamos o llenamos internamente con los alimentos.
  2. Tu cuerpo Mental: Una terapia psicológica, un buen libro que te oriente sobre el tema o terapias que trabajen con tu mente pueden ser de gran ayuda.  Incluso escribir sobre cómo te sientes y quemar o romper esos pensamientos te podrá ayudar a liberarlos.
  3. Tu cuerpo Emocional: Tus emociones son naturales y es importante dejarte sentirlas.  Seguramente en otra oportunidad podremos platicar más de este tema, pero por el momento quédate con lo siguiente: La única persona que te puede dar ese amor que pega y sana el corazón y el alma, eres tú misma. Abrázate y déjate sentir todo lo que te hace sentir esta situación que estás pasando.  Puedes llorar, pero también se vale pegarle a una almohada si estás enojada.
  4. Tu cuerpo Espiritual: Hay muchas técnicas de sanación espiritual, reiki, sanación de chakras, theta healing, sistemas de Meditación. En mi caso creo que ya les he contado que el sistema que practico no solo me ayudó a salir de la depresión sino me ayudo a no tomar antidepresivos jamás, a superar el divorcio y otra separación y a encontrar este camino de amor interior.  Busca lo que le resuene más a tu corazón porque ahí está la fuente de la fuerza y el amor que necesitas para acompañarte en este proceso.

 

Me encantaría saber de ti, saber si esta información te fue útil, si estás pasando un divorcio o lo superaste, ¿qué te sirvió? Comparte con todas las Mujeres Importantísimas de nuestra comunidad porque unidas somos más.

 

Un abrazo enorme a tu alma y a tu corazón para ti con mucho amor.

Bere Corral

contacto@mujeresimportantisimas.com

IIN Health Coach