La mayoría de las personas deseamos estar el resto de nuestra vida con alguien especial, ese compañero o compañera con quién recorrer el camino, es probable que si tu divorcio es reciente o fue muy traumático la sola idea de empezar a salir a conocer hombres te genere mucho estrés. Si estuviste mucho tiempo casada puedes sentir que ni siquiera sabes cómo empezar a salir, es normal.

Las “reglas” del juego han cambiado mucho desde que lo intentaste por última vez, el entorno, tu edad, tus creencias, tus necesidades…. Y de pronto te quedas como:

¿Por dónde empiezo?

Te voy a compartir unos tips para que este proceso te sea más fácil.

  • Empieza a salir “románticamente” hasta que hayas sanado. El vacío que sientes después de un divorcio puede ser enorme, y la tentación de llenar ese vacío de inmediato es muy grande, sin embargo, ten presente que acabas de pasar por una circunstancia dolorosa, date tiempo para sanar antes de intentarlo de nuevo, esto te va a permitir iniciar relaciones mucho más sanas y en resonancia con lo que tu alma anhela.
  • Has cosas que te gusten a ti. La rutina y el ritmo de nuestra vida, sobre todo cuando llevamos mucho tiempo enfocadas en la pareja y/o hijos nos alejan de las cosas que nos apasionan, has una lista de diez cosas que te gustan hacer: ir al teatro, ir a museos, tomar clases, correr, lo que sea que no hayas podido hacer. Intenta una de esas cosas una vez al mes, sal de tu zona de confort, esto te va a ayudar primero a reconectar con tus pasiones y después a estar en lugares en donde probablemente haya personas afines a ti.
  • Mantén la perspectiva abierta y las expectativas bajas. Cuando tengas tus primeras citas no salgas con la mentalidad de encontrar a tu próximo marido, igual y sí lo encuentras, mantente enfocada en el momento, el objetivo de esa cita es pasarla bien un rato, conocer a alguien nuevo y platicar de cosas distintas a las que estás acostumbrada. No te presiones de más. Igual y no conoces a tu próximo esposo, pero sí a tu mejor amigo, o a un gran contacto de chamba o simplemente a una persona con la que un día pasaste un buen momento.
  • Mantén tu mente abierta y libre de juicios. A veces salimos con la actitud de juez calificador del prospecto 003 y empezamos a magnificar toooooodos sus defectos, los cuales seguramente tiene como tú, y nos perdemos la oportunidad de conocer a alguien padre, esto aplica mucho con la apariencia física. Atrévete a conocer al ser humano detrás de esa panza, igual y tiene los sentimientos más nobles del mundo. Date chance.
  • No te obsesiones. Si es padrísimo tener pareja (a veces) pero no lo es todo, no dejes que tu vida se convierta solamente en la búsqueda del amor de tu vida. Cuando menos te das cuenta sólo platicas con tus amigas de tus citas pasadas, futuras o te quejas de que no hay hombres. Lo que resistes persiste. Has todo o que puedas para ti, todo: leer libros, hacerte un masaje, comer rico, arreglarte, consentirte y cuando tengas ratos libres sal en citas.
  • Si algo no te late di que no. ¡Hacemos tantas cosas que no se sienten bien con nosotras mismas sólo por estar con alguien o porque el otro no se sienta o se ofenda! Has sólo lo que se sienta bien contigo, si no quieres pasar de los besos no lo hagas, si no quieres volver a salir con esa persona por lo que sea, no lo hagas. Hazle caso a tu intuición y no permitas que nadie te presione, nunca.
  • Recuerda que es un proceso. El amor a primera vista igual sí existe pero es poco común, construir una relación es un proceso que lleva tiempo, y no todas las relaciones terminan en el altar o en el registro civil, sal una vez, y si los dos quieren salgan la segunda, y un tercera y vean qué pasa, fluye con eso que surge.

Mantente optimista, realista y paciente. Disfruta esta etapa de soltería, no la sufras: conviértete en la protagonista y no en la víctima de tu vida amorosa

 

Atrévete.

mayda@mujeresimportantisimas.com