Una de las preocupaciones más grandes que tenemos las mamás es que nuestros hij@s sufran… quisiéramos ponerles algodones por el camino para evitar que se caigan, se raspen y les duela. Pero en realidad, si hacemos eso les estamos ayudando?…….. Por supuesto que no ! pero entonces ¿qué tenemos que hacer ?

No sé  por qué, las mamás tenemos la creencia que además de tooooodas nuestras responsabilidades tenemos que “evitar” que nuestros hij@s sufran, se sientan tristes o aburridos….. pero la realidad NO es esa.

Uno de los aprendizajes más grandes que vamos a tener a lo largo de nuestro maternaje / paternaje, es aprender a soltar, aprender que no podemos controlarlo TODO y que lo único que nos queda es acompañar a nuestros hij@s a lo largo de la vida.

Cuando a nuestro hij@ se le muere su mascota, el mejor regalo que podemos hacerle y la enseñanza más grande es acompañarlo en su dolor….. así….simplemente acompañarlo y dejarlo que llore, o que pegue si es que está enojado, o que grite si siente muchísima frustración…… No hay mejor compañía que aquella que te contiene, y qué significa que contengamos a nuestros hij@s? que no minimicemos lo que sienten, que no los juzguemos, que simplemente estemos ahí para ellos, a veces sin palabras, sólo abrazándolos……

Esto puede que no sea fácil, por que sentimos que “debemos” quitarles el dolor, la tristeza, el enojo…… y es al contrario, debemos de validar lo que sienten, cuando validamos sus sentimientos los estamos respetando, es muy difícil hacerlo, ya que somos una sociedad que nos asusta e incomodan ciertas emociones.

Si te pones a pensar………. reír y llorar es lo mismo, sólo que se siente diferente….. hemos clasificado a las emociones como “positivas” o “negativas”, “buenas” o “malas” pero en realidad no es así…….. cuando tu hij@ está feliz no tratas de convencerlo de que deje de sentir alegría y se sienta enojado o si?  pero cuando está triste o enojado, si hacemos muchas cosas para que “cambie” su estado de ánimo.

¿Cómo puedes acompañar a tu hij@ cuando alguna situación rompe su corazón?

  • Escúchal@, SIN INTERRUMPIRL@, guarda silencio y deja que hable, que te exprese tooooodo lo que siente, y cuando termine validale sus sentimientos, en realidad si nos ponemos a pensar, lo que está sintiendo es SUYO y ESTÁ BIEN, eso es lo que siente, no podemos negarle que sienta eso, tampoco podemos hacer que sienta otra cosa. Por eso sólo dile: entiendo que te sientas así…….. EMPATIZA con él/ella, aunque no estés de acuerdo con su emoción, recuerda, el validarle es RESPETARL@ y estás fomentando que crea en sí mism@, en que se haga caso SIEMPRE.
  • Abrázal@ y simplemente acompáñal@, no siempre tienes que hablar, muchas veces con tu sola presencia le estarás dando el bálsamo que necesita su corazón.
  • Respeta sus tiempos, no todos nos reponemos al mismo tiempo, si pasa varios días triste, desganad@, dale chance, no trates de que su proceso de dolor se acorte, respétalo. Y vuelve a empatizar y a escucharl@.
  • Si puedes cuéntale algún evento parecido que te haya pasado a ti y qué fue lo que hiciste para salir adelante, cuando les damos consejos de cómo “deberían” actuar o resolverlo, se sienten juzgados y van a cerrar la comunicación con nosotros. Por eso e mejor hablarles de cómo le hicimos nosotros, desde nuestra experiencia.
  • Agradécele que te comparta su sentir y dile que SIEMPRE vas a estar ahí pera él/ella, por si quiere llorar, que l@ abraces, que platiquen, que se acueste en tu cama a ver una película, o simplemente para comerse un helado junt@s  

Si quieres tener una asesoría personalizada conmigo escríbeme:

yissel@mujeresimportantisimas.com