Creo que a todas no ha pasado: la regamos aveces, no somos perfectas.

Algunas veces estas regadas lastiman a terceros, esto nos hace sentir pésimo y tenemos la necesidad  de pedir perdón o disculparnos. Lo cierto es que no siempre sabemos cómo hacerlo, y por dejarlo pasar podemos perder a personas que son importantes para nosotras.
Es muy feo cuando lastimar a alguien que aprecias, o no cumplir con un compromiso que tenías con esa persona, saltarte la parte del perdón solo lastima a al relación y puede ser que nunca vuelva a ser igual. Aunque no sea fácil, si quieres a esa persona es importantísimo que aprendas a disculparte.
Uffff que tema, para pedir perdón se necesita mucha valentía, porque exponemos nuestra vulnerabilidad.
También solemos pensar que con decir perdoname las cosas están resueltas y olvidadas, esto está muy lejos de la realidad. Seguramente a ti te ha pasado que te piden perdón, lo aceptas pero en el fondo sigues incómoda o enojada, la disculpa no cambia lo que pasó ni cómo te sentiste, puede que no hayas sentido la disculpa genuina o que hayas disculpado solo por sacarte ese momento de encima. A los otros les pasa lo mismo a veces.
Si la regaste y quieres disculparte con alguien te dejo algunas ideas que pueden servirte :
  • No necesitas disculparte por todo. Muchas veces las personas se enojan por cosas que no son tuyas, no deberías disculparte por ser quien eres, ni por tener necesidades, usa las disculpas solamente cuando sientas que no te comportaste bien y sobre todo cuando la disculpa venga de tu corazón
  • Decir perdoname puede ser muy fácil, y puede hacerte sentir más ligera por un período de tiempo corto, lo cierto es que cuando la regaste feo es importantísimo que analices de dónde viene ese comportamiento, eso es lo que te va a ayudar a crecer
  • Cuando estés lista pide disculpas o perdón, una disculpa efectiva tiene tres partes: Disculparse, asumir tu propia responsabilidad, preguntarle al otro si puedes hacer algo para que la situación mejore, si está dentro de tus posibilidades, hazlo. Una de las partes más importantes del perdón es reparar el daño en la medida de tus posibilidades.
  • No te claves en la culpa. Recuerda que eres humana, no siempre vas a hacer las cosas de manera perfecta pero siempre los haces lo mejor que puedes, la culpa es una carga muy pesada que no te beneficia ni a tí ni a nadie.

Atrévete!

mayda@mujeresimportantisimas.com